Reflexiona "Luna desmembrada" sobre el caos de la contemporaneidad

(Ampliación)

(Material con apoyo fotográfico)

* El montaje ofrecerá temporada del 4 de septiembre al 20 de noviembre

México, 29 Ago. (Notimex).- Una atmósfera desolada donde la víctima simultáneamente se convierte en victimario, es el discurso narrativo del montaje "Luna desmembrada", de Alberto Castillo Pérez, que arrancará temporada el próximo domingo en el Foro La Gruta, del Centro Cultural Helénico.

Previo al estreno de la pieza, los actores Clementina Guadarrama, Gaby Ornelas, Fermín Martínez, Noé Alvarado y Mahalat Sánchez presentaron cuatro bloques de la misma, en los cuales se observa el contexto de una ciudad "desmembrada", sus barrios, costumbres y tradiciones, simbolismos y cultura renegada.

En la obra, una mujer indígena llamada Guadalupe llega a la Ciudad de México en búsqueda de su hijo Juan, quien huyó de casa en busca de algo que su madre guarda celosamente.

Durante su camino, Guadalupe encuentra un paisaje en donde la identidad de los habitantes de barrios como San Ángel, la Guerrero o la Doctores, se muestra rota, enfrentándose así a los embates de esta pérdida cultural.

El primer contacto de Guadalupe con la ciudad se da con una bailarina exótica, una mujer llena de heridas y resentimientos por los otros, ambiciosa y cruel con el mundo. Ambas tienen algo en común, el hombre que les ha arrebatado la felicidad, la alegría de volver a ver a su hijo y la satisfacción de verlo derrumbado por haberle hurtado 12 mil pesos, destinados para una liposucción.

Más adelante en el devenir de la humilde madre, se da cuenta que detrás del hijo que engendró con amor, existe una persona desconocida para ella, llena de mentiras, adicciones y brutalidad.

Respecto a este personaje, compartió el dramaturgo Pérez Castillo, en breve entrevista con Notimex, se trata del retrato de cualquier persona sin valores y llena de heridas. Lesiones que pueden tener cualquier hombre o mujer de este mundo y que surgen a partir del desmembramiento social.

Aquí en "Luna desmembrada", el espectador encontrará a mujeres y hombres que luchan por mantener un orden cósmico ancestral en una tierra que ha perdido su centro, su ombligo", afirmó el autor de la pieza.

A lo largo de la puesta, la mujer va desdoblando las heridas de los otros, a través de la sutil e ingenua búsqueda de su hijo.

Así, durante su trayecto, cada pista la conduce a un desconcierto que crece al ritmo de su desesperación por dar con él, pues su hijo parece haberse convertido en otra persona.

Se trata de la pérdida de identidad de una persona que busca algo que va más allá de sí misma, la consecuencia de ello, es sobrepasar sus límites y abandona su propio ser, como muchas personas de la actualidad, compartió Castillo Pérez.

Enmarcada en el género del drama "Luna desmembrada", que cumplirá un total de 12 funciones, todos los domingos en el recinto antes mencionado, es la dualidad entre los simbolismos y tradiciones de un pueblo y el desmembramiento moral y social de la metrópoli.

NTX/MAY/NMN/NTIEMPO

0
comentarios
Ver comentarios