Canadá elige entre seguir con los conservadores o aupar al centro-izquierda

Toronto (Canadá), 28 abr (EFE).- Canadá, el país industrializado que mejor capeó la crisis, elegirá el próximo 2 de mayo si mantiene en el poder al Partido Conservador (PC) o se aventura con la opción de un Gobierno de centro-izquierda.

Desde el inicio de la campaña electoral el pasado 25 de marzo, el líder conservador y primer ministro en funciones, Stephen Harper, ha enmarcado la contienda entre mantener "el rumbo económico" del país o "la incertidumbre" de una coalición entre "liberales, socialistas y separatistas".

Con ese término, Harper se refiere al Partido Liberal (PL), el socialdemócrata Nuevo Partido Democrático (NPD) y el independentista Bloque Quebequés (BQ), los tres grupos que forman la oposición, y que a finales de 2008 intentaron derribar a los conservadores y presentar una alternativa de Gobierno.

Aquel intentó no cuajó y desde entonces el país ha pasado con relativo éxito por la crisis económica mundial.

El país ha recuperado ya todos los empleos perdidos durante la recesión y en marzo de 2011, el último mes del que se tienen datos oficiales, el paro se situó en el 7,7%, muy por debajo del que existe en Estados Unidos.

Además, el país nunca sufrió la crisis del sector de la vivienda como en Estados Unidos y aunque los precios cayeron a consecuencia de la crisis, en la actualidad se encuentran por encima de los niveles previos a la ralentización de 2009.

Y el dólar canadiense, al que se le conoce popularmente como "loonie", se cotiza a un nivel históricamente alto con respecto al estadounidense, de hecho la divisa de Canadá vale ahora más que la de EEUU, lo que aumenta la sensación de bienestar económico en el país.

Son datos como estos lo que han permitido que Harper y los conservadores basen su campaña electoral en la gestión económica que su Gobierno llevó a cabo en los últimos años, especialmente desde la recesión.

De poco sirve que el principal grupo de la oposición, el Partido Liberal que lidera el intelectual y académico Michael Ignatieff, recalque que el desempeño de los conservadores se basa en las estructuras y políticas económicas colocadas por los gobiernos liberales que estuvieron en el poder desde 1993 hasta 2006.

Tampoco parece que haya hecho mucha mella el hecho de que Harper se viese obligado a convocar elecciones anticipadas, a medio camino de su mandato, porque, en una votación histórica en el país, la Cámara de los Comunes aprobó el 25 de marzo una moción de censura que declaró al Gobierno en desacato ante el Parlamento.

La moción de censura fue aprobada con 156 votos a favor (los de los diputados del Partido Liberal, el Nuevo Partido Democrático y el Bloque Quebequés) y 145 en contra (los del Partido Conservador).

Y ha sido la primera vez en la historia del país, y del sistema parlamentario Westminster, que un Gobierno ha sido declarado en desacato.

La moción de censura se produjo después de que los conservadores se negasen durante meses a revelar al Parlamento los costes de varios proyectos de ley presentados por el Gobierno, entre ellos la construcción de nuevas prisiones y la adquisición de 65 aviones de combate "invisibles" F-35.

La moción de censura, y otros escándalos que han sacudido a los conservadores en los últimos meses, han servido de base para las campañas de los tres partidos de la oposición que han repetido de forma machacona que el país no puede confiar en Harper y el PC.

Desde el principio de la campaña electoral, las encuestas han señalado que los conservadores volverán a ganar las elecciones con relativa comodidad.

Pero los sondeos también indican de forma consistente que el PC se quedará a las puertas de la mayoría absoluta.

Para desesperación de Harper, que ya ganó pero con minorías las elecciones de 2006 y 2008, el PC podría obtener entre el 35 y el 39% de los votos, ligeramente por debajo del 40% que tradicionalmente se considera necesario para hacerse con la mayoría absoluta de los 308 escaños de la Cámara de los Comunes.

Ese resultado abriría la puerta a la "peligrosa" coalición de gobierno entre el Partido Liberal y los socialdemócratas del Nuevo Partido Democrático.

0
comentarios
Ver comentarios