Aplauden en Congreso de EUA cambios en la ATF

Washington, 30 Ago (Notimex).- El presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, Darrell Issa, aplaudió hoy los cambios en la dirigencia de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego, pero sostuvo que mantendrá la investigación sobre "Rápido y Furioso".

"Estos cambios eran justificados y ofrecen la oportunidad para que el Departamento de Justicia explique el papel que otros funcionarios y oficinas jugaron en el infame esfuerzo para permitir que cayeran armas en manos de los cárteles mexicanos de las drogas", señaló.

"Aunque el imprudente descuido por la seguridad que ocurrió con la operación ´Rápido y Furioso´ ciertamente amerita cambios dentro del Departamento de Justicia, el Comité continuará su investigación para asegurar que la culpa solo recaiga en unos cuantos", remató.

Antes, el Departamento de Justicia anunció la salida de Kenneth Melson, el director en funciones de la ATF que supervisó la operación de trasiego de armas a México.

Melson, cuya salida había sido objeto de versiones de prensa en las últimas semanas, será sustituido por el fiscal federal de Minnesota, Todd Jones, quien asumirá el cargo a partir del 31 de agosto.

Jones ha conducido investigaciones relacionadas con tráfico de drogas, armas de fuego, fraude financiero y crímenes violentos.

El Departamento de Justicia puntualizó que Melson será adscrito como asesor en ciencia forense de la oficina legal de la ATF.

Melson fue identificado por Issa como el alto funcionario que recibía informes semanales del curso de "Rápido y Furioso".

Un correo electrónico obtenido por el Comité de Supervisión, mismo que fue dado a conocer en una audiencia legislativa, muestra también que el subdirector de la ATF, Billy Hoover, estaba "ávidamente interesado en las actualizaciones del caso".

Issa reveló que un tercer funcionario, el director adjunto de operaciones, William McMahon, estaba tan "emocionado" con Rápido y Furioso" que recibió un informe especial sobre el programa en Phoenix, Arizona.

En total, la operación "Rápido y Furioso" permitió el trasiego ilegal a México de más dos mil rifles de asalto y 50 rifles tipo francotirador, además de miles de municiones, con el objetivo de rastrearlas hasta los grupos criminales.

Pero un reporte del Comité señaló que a pesar de que la ATF elaboró bancos de datos de las armas que fueron contrabandeadas, la operación nunca estuvo cerca de realizar detenciones.

NTX/JLZ/SBE/TIEMPO09

0
comentarios
Ver comentarios