Una congresista de EE.UU. pide que ING explique sus supuestos vínculos con Cuba e Irán

Washington, 29 jul (EFE).- La presidenta del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU., Ileana Ros-Lehtinen, pidió hoy que el grupo bancario holandés ING "rinda cuentas" por sus presuntos vínculos con Cuba e Irán, lo que violaría las leyes estadounidenses.

Ros-Lehtinen envió hoy sendas cartas al secretario del Tesoro de EE.UU., Timothy Geithner, y al presidente de la junta ejecutiva de ING, Jan H.M. Hommen, en las que expresó preocupación de que la empresa posiblemente esté implicada en actividades ilegales que estarían violando las leyes respecto a los regímenes de Irán y Cuba.

En su carta a Geithner, Ros-Lehtinen pidió información sobre las presuntas "actividades ilegales" de ING con Cuba e Irán, que figuran en la lista de países que, a juicio de Washington, patrocinan el terrorismo.

En concreto, la legisladora republicana de Florida quiere información sobre las "posibles violaciones" cometidas por ING, su presunto vínculo con los regímenes de Cuba e Irán, el número de transacciones realizadas y su monto total, así como la persona que "facilitó los contratos financieros entre ING, Cuba e Irán".

Ros-Lehtinen quiere que Geithner determine si ING ha violado los estatutos estadounidenses, y que el Departamento del Tesoro "continúe tomando los pasos necesarios para asegurar de que ING y otras entidades similares rindan cuentas" por sus actos.

La carta a Geithner también fue enviada a Adam Szubin, director de la Oficina para el Control de Bienes (OFAC, en inglés) del Tesoro.

Por otra parte, en la carta a Hommen, Ros-Lehtinen también solicitó "toda la información disponible" sobre las presuntas transacciones.

La congresista señaló que además de posibles violaciones de una ley que prohíbe realizar negocios con Cuba, "parece, según informes, que ING podría haber violado" otras leyes estadounidenses respecto a Irán, entre ellas la que prohíbe la financiación terrorista.

"Tengo entendido de que ING está en discusiones con las autoridades estadounidenses", incluyendo OFAC -encargada de aplicar sanciones económicas-, el Departamento de Justicia y la fiscalía de Nueva York, y "que hay una posible investigación en curso", dijo.

Sin embargo, como presidenta del comité con jurisdicción en política exterior, Ros-Lehtinen solicitó "toda información pertinente respecto a las actividades de ING" con países en la lista de EE.UU. de "Estados patrocinadores del terrorismo".

"Por favor describa la naturaleza y alcance de las actividades de ING y cualquier entidad sancionable; cómo se realizaron estos negocios potencialmente ilegales y si ING ha terminado todas sus actividades con esas entidades", solicitó la congresista en la carta a Hommen.

El Departamento del Tesoro no ha hecho ningún tipo de anuncio público respecto a una investigación de ING, pero varios medios de prensa han dicho en los últimos días que las autoridades estadounidenses investigan los presuntos negocios de la entidad bancaria en Cuba e Irán.

De comprobarse, ING podría estar sujeta a una multa multimillonaria.

En 2006, la OFAC determinó que Netherlands Caribbean Bank -operado de manera conjunta entre ING y el Gobierno cubano- violó las leyes estadounidenses y la entidad bancaria cerró esa operación conjunta al año siguiente.

Tras los atentados de 2001 en Nueva York, EE.UU. endureció las medidas contra la financiación del terrorismo y centró parte de esos esfuerzos en bancos extranjeros que operan tanto en Cuba como en EE.UU. y, por lo tanto, quedan sujetos a posibles sanciones.

0
comentarios
Ver comentarios