El ministro de Defensa uruguayo confiesa que analizó su renuncia con Mujica

Montevideo, 28 abr (EFE).- El ministro uruguayo de Defensa, Luis Rosadilla, confesó hoy haber analizado su renuncia con el presidente José Mujica, en medio de la polémica entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas por las violaciones de derechos humanos durante la dictadura (1973-1985), pero el mandatario le convenció de no hacerlo.

El tema de la "eventual renuncia lo hablamos con el presidente, pero él me dijo que era conveniente que me mantuviera en el cargo y eso cerró cualquier hipótesis", dijo Rosadilla durante una conferencia de prensa a consulta expresa de Efe.

"Soy un fiel militante de mi fuerza política, a ella me debo y sólo el presidente Mujica puede excusarme de las responsabilidades (como ministro)", agregó.

Rosadilla, que al igual que el gobernante integró el movimiento guerrillero tupamaro y estuvo preso en duras condiciones durante la dictadura, se encuentra en el ojo de la tormenta política desde hace semanas.

El ministro de Defensa quedó en una situación incómoda ante las Fuerzas Armadas luego que la Cámara de Senadores aprobara el pasado día 12 una ley interpretativa de la Ley de Caducidad con los votos exclusivos de la gobernante coalición de izquierda Frente Amplio (FA), que tiene mayoría en el Senado.

La nueva normativa, que el próximo 20 de mayo será refrendada por la izquierda en la Cámara de Diputados, donde el partido gobernante también tiene mayoría, permitirá el inicio o la reapertura de juicios contra militares acusados de violar los derechos humanos durante el régimen de facto.

El senador Eleutelio Fernández Huidobro, líder del sector CAP-L del FA, al cual también pertenece Rosadilla, se opuso a la ley interpretativa y la votó por disciplina partidaria, pero luego renunció a su banca en el Senado al considerar que la iniciativa era inconstitucional.

La ley interpretativa desconoce la opinión de los ciudadanos en dos referendos que ratificaron la Ley de Caducidad. El primero en 1989, tres años después de que se aprobara la ley original, y el segundo en 2009, en la primera vuelta de las elecciones que dieron el triunfo a Mujica. Ambas consultas fueran impulsadas por el FA.

Rosadilla y el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, fueron interpelados el pasado martes en el Parlamento por la oposición por la denuncia del Gobierno de que circula un vídeo en el que presuntos militares con uniformes y pasamontañas amenazan a jueces y fiscales y anuncian acciones para liberar a camaradas presos por violar los derechos humanos.

Las imágenes del vídeo nunca se vieron públicamente y su contenido trascendió por la prensa.

La interpelación terminó con el respaldo de la mayoría oficialista a los dos ministros.

La revelación realizada este jueves por Rosadilla se produjo después de su participación en la reunión constitutiva del Consejo de Defensa Nacional (Codena) creado el pasado año por ley.

En el acto también intervinieron Mujica, Bonomi, los ministros de Relaciones Exteriores, Luis Almagro, y Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo; el vicepresidente uruguayo y presidente del Parlamento, Danilo Astori; el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general del aire José Bonilla; y los jefes del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

El Codena "no será el encargado de decidir o definir" las políticas de defensa del país "sino de asesorar" al presidente, señaló Rosadilla sobre el nuevo organismo.

Uno de sus principales objetivos será "analizar cuales son las hipotéticas amenazas" para Uruguay "que no pasan únicamente por eventuales conflictos armados", agregó.

Mujica solicitó al Ministerio de Defensa Nacional la elaboración de un documento sobre esas hipótesis, "que será el futuro plan de trabajo" del consejo.

0
comentarios
Ver comentarios