Durao Barroso espera concretar medidas de crecimiento y empleo en la cumbre

Bruselas, 28 feb (EFE).- El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, agradeció hoy la carta que remitieron 12 países de la UE, incluido España, en favor del crecimiento y el empleo, y confió en que la cumbre de líderes europeos de jueves y viernes permita concretar medidas específicas.

Durao Barroso consideró que la carta, que no contó con el respaldo de Francia y Alemania, es "una contribución muy oportuna para el debate", y recalcó que "ahora es el momento de ser concretos" y "decidir sobre las propuestas concretas que la Comisión ha puesto sobre la mesa".

El jefe del Ejecutivo comunitario recordó, en una carta dirigida a todos los líderes de la UE, que Bruselas ha trabajado de cerca con las demás instituciones comunitarias para asegurar que Europa sale reforzada de la crisis.

En concreto, se refirió a la estrategia "Europa 2020", la profundización del sistema de gobernanza económica, la reforma del sistema financiero y la adaptación de los fondos estructurales para aumentar los niveles de cofinanciación.

"Ningún Estado miembro puede hacer solo" esta tarea, reconoció Durao Barroso, aunque reconoció que la solidaridad "no es suficiente", sino que "tenemos que hacer más para crear condiciones de prosperidad a largo plazo".

"No debe haber una separación artificial entre la UE y las políticas nacionales de crecimiento, que se refuerzan mutuamente", continuó Durao Barroso, "además de tomar medidas activas para impulsar el empleo y para ayudar a los más vulnerables, es necesario proporcionar dirección y esperanza".

Según el político portugués, sin eso "no contaremos con la aceptación de los interlocutores sociales de las importantes medidas que deben tomarse".

Durao Barroso dijo que quiere discutir todas estas cuestiones en el Consejo Europeo de esta semana y aseguró que la CE está preparada para formular recomendaciones específicas por país.

Asimismo, anunció que ha pedido al Consejo y al Parlamento Europeo acelerar las medidas para potenciar el crecimiento y el empleo.

También insistió en que la UE no ha aprovechado todo el potencial del mercado único europeo, por lo que avanzó que la CE propondrá una nueva ronda de medidas destinadas a abrir nuevas áreas de crecimiento del mercado único, y mencionó, en concreto, la necesidad de concluir el mercado único digital en 2015 y construir un verdadero mercado interior de la energía.

La investigación y la innovación son otros de los elementos que las CE considera "clave" para la competitividad futura de Europa.

Durao Barroso recordó también que la Comisión ha propuesto fórmulas para ayudar a las pymes a acceder a la financiación y apoyar a las empresas innovadoras, e incidió en la importancia de llegar a un acuerdo sobre la patente europea y en fomentar el comercio con terceros países.

El presidente de la CE defendió reducir la carga administrativa que afrontan las empresas y apostó por adoptar los principios de una regulación inteligente.

"Necesitamos un sistema financiero estable y seguro, pero más que eso necesitamos un sistema financiero que realiza su función básica: el apoyo a la economía real", añadió y aclaró que la reforma puesta en marcha está precisamente diseñada para cumplir esos objetivos.

También juzgó necesaria la inversión en infraestructuras y consideró que este tipo de gasto es al que debe darse prioridad porque sentará las bases para el crecimiento futuro y el empleo.

"El grueso de la financiación de nuestra inversión en infraestructura debe provenir del sector privado, en especial cuando los presupuestos públicos son limitados", agregó y defendió los llamados "bonos de proyectos" como una "manera inteligente de usar dinero público para atraer la inversión privada".

Modernizar los mercados laborales, promover la movilidad y revisar los sistemas de pensiones son otros de los debates abiertos, señaló.

0
comentarios
Ver comentarios