TRANSCRIPCIÓN DE LAS PALABRAS DEL SECRETARIO DE COMUNICACIONES Y TRANSPORTES, MTRO. DIONI

AL HABLAR CON LA REPRESENTACIÓN DEL PESIDENTE FELIPE CALDERÓN EN LA XVI ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA DE LA CONATRAM, EN EL CENTRO DE EXPOSICIONES EXPO BANCOMER SANTA FE, EL MIÉRCOLES 31 DE AGOSTO DE 2011

Señor presidente de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos, Elías Dip Ramé;

Señor diputado, Javier Gil Ortiz, presidente de la Comisión de Transporte de la Honorable Cámara de Diputados;

Señor diputado Benjamín Clariond, secretario de la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados;

Señores legisladores que nos acompañan;

Señor presidente de la Canacar, Juan Carlos Muñoz;

Señor presidente de la ANPACT, Carlos García Fernández;

Señores integrantes del presidium;

Distinguidos invitados;

Señores integrantes del Comité Ejecutivo de la Confederación Nacional de Transportistas;

Amigos transportistas;

Señoras y señores:

Me es muy grato acompañarlos en la Décimo Sexta Asamblea General Ordinaria de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos. Vengo con la honrosa representación del señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Felipe Calderón Hinojosa.

El señor Presidente me instruyó transmitirles un caluroso saludo, su felicitación por la realización de esta Asamblea y, muy especialmente, un reconocimiento por su aportación fundamental a la economía de México.

Para ubicar la importancia de este dinámico sector en la economía nacional, baste recordar que en 2010 el valor total del comercio entre Estados Unidos y México superó los 320 mil millones de dólares, con un incremento de 27 por ciento respecto al año anterior. El 78 por ciento de este comercio se moviliza por medio del autotransporte.

El autotransporte es responsable del 56 por ciento de toda la carga que se transporta en el territorio nacional, y de 83 por ciento de la que se traslada por tierra, lo que el año pasado representó 470 mil millones de toneladas.

Porque tenemos clara la importancia del sector, en el Gobierno federal hemos emprendido programas y acciones para respaldar el crecimiento y la competitividad de la industria.

La renovación del parque vehicular es uno de los temas que más nos preocupan. No contar con vehículos en condiciones óptimas genera mayores costos de operación, emisiones innecesarias de contaminantes, y compromete la seguridad de los conductores.

Una de las principales herramientas con las que contamos actualmente para remplazar las unidades de mayor antigüedad, es el esquema de chatarrización. Con este programa, se han destruido más de 15 mil unidades. Si bien estas cifras son positivas, somos conscientes, tanto las autoridades como los propios autotransportistas y sus clientes, de que es necesario redoblar el esfuerzo y conseguir mucho mejores resultados.

En este sentido, estamos trabajando con otras autoridades competentes, para poder ofrecer a los transportistas beneficios acordes con las condiciones del mercado, al chatarrizar las unidades que ya sean obsoletas. Entendemos que es preciso facilitar el acceso al crédito en el sector, tal como se ha comentado, y fortalecer los programas de apoyo al financiamiento.

Gracias al Programa de Modernización del Autotransporte Federal de Carga y Pasaje, reforzado con un fondo específico de financiamiento, se han financiado más de 43 mil unidades, tanto nuevas como usadas, por un monto equivalente a casi 23 mil millones de pesos, en beneficio de más de 33 mil transportistas.

Los recursos destinados a este Programa han sido claves, pues se han utilizado como contragarantías en los financiamientos, con los que hemos logrado mejores condiciones para el acreditado y más certidumbre para el intermediario financiero.

Con el fin de mejorar estos resultados, estamos en comunicación y diálogo con los productores y distribuidores de vehículos pesados, y con Nacional Financiera como administradora de recursos etiquetados con este propósito. En conjunto, buscamos esquemas que sean más efectivos para la modernización de la flota, dirigidos especialmente al pequeño y mediano transportista.

Después de todo, los llamados "hombres camión" representan 82 por ciento del total de permisionarios. Por sus condiciones económicas y de trabajo, son los que requieren y merecen más apoyo directo.

Me da mucho gusto recordar aquí, con ustedes, que en marzo de este año finalmente se resolvió el tema del Reglamento de Paquetería y Mensajería. Conforme al nuevo reglamento, este servicio deberá contar con el permiso de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, podrá prestarse en vehículos de hasta 11 toneladas, y el peso de los paquetes no podrá exceder los 31 kilogramos y medio.

En 2011 hemos tenido importantes novedades en materia de seguridad vial, pues este año México se sumó al Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020, promovido por la Organización de las Naciones Unidas.

Por primera vez en la historia, 170 países nos hemos unido en una estrategia conjunta para combatir este importante tema.

Por otra parte, nos hemos coordinado con varias organizaciones, incluyendo por supuesto a la CONATRAM, para generar una propuesta de modificación al Reglamento de Servicios de Arrastre y Salvamento, a fin de lograr una mayor transparencia en el cobro justo de estos servicios.

En la Secretaría tenemos el mayor interés en que los conductores del autotransporte tengan buenas herramientas para brindar a sus clientes el mejor servicio posible, en términos de seguridad y calidad.

Con el fin de apoyarlos en este sentido, mantendremos el Programa de Capacitación, que funciona actualmente en 203 centros en todo el país, con buenos resultados gracias a la colaboración de ustedes. En 2010 se efectuaron más de 155 mil acciones de capacitación a conductores. No hay mejor forma de lograr mayor productividad y capacidad de competir, que la capacitación. Por eso, en respuesta a su demanda, mantendremos este esfuerzo.

En materia de sustentabilidad, estamos trabajando en coordinación con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, en la implementación de acciones para reducir el impacto de las actividades humanas en los ecosistemas. Una de ellas es el Programa Transporte Limpio.

Este Programa es de carácter voluntario y tiene como objetivo reducir el consumo de combustibles por parte del autotransporte federal de carga, pasaje y turismo. Para ello se promueve la adopción de tecnologías más modernas y mejores prácticas de conducción, para aumentar el rendimiento de los vehículos.

Con esta iniciativa se podrán reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y también bajarán los costos de operación, lo que contribuirá al aumento en la competitividad del sector.

En paralelo a las acciones que he mencionado, el Gobierno Federal está llevando a cabo el programa carretero más ambicioso de la historia, como ya lo señalaba el señor Elías Dip. En lo que va de este sexenio, se han invertido alrededor de 220 mil millones de pesos de recursos públicos en infraestructura carretera, con lo que hemos podido construir o modernizar más de 16,500 kilómetros de caminos, carreteras, autopistas y puentes.

Todo ello contribuye a que los transportistas puedan llegar cada vez más lejos, y a que transiten por el territorio nacional con mayor rapidez, y sobre todo, con mayor seguridad.

Nadie mejor que ustedes puede dar testimonio de este esfuerzo que estamos realizando para construir ejes troncales que crucen la república de norte a sur y de este a oeste; caminos que mejoren el acceso a las comunidades marginadas; puentes, entronques y libramientos que desahoguen el flujo en las ciudades; y para comunicar a México con el extranjero.

Para dimensionar la magnitud del esfuerzo, señalo sólo algunos de los proyectos que se encuentran ya en operación. Este es el caso del puente internacional San Luis Río Colorado; la carretera de este mismo municipio sonorense a Mexicali; la del Desemboque a Puerto Libertad; de La Paz a Todos Santos; de Tepic a Villa Unión; de Monterrey a Saltillo; de Irapuato a la Piedad y a Querétaro; de Nueva Italia a Apatzingán; de Morelia a Salamanca; de Escárcega a Xpujil, y de Arriaga a Ocozocoautla, así como el Arco Norte de la ciudad de México, el camino rural Cuetzalan a Mazatepec y los puentes internacionales Río Bravo a Donna y de Reynosa a Anzaldúas, sólo por mencionar algunas de las obras que ya están en operación.

Por supuesto, continuamos con un programa de infraestructura muy ambicioso que continúa construyendo y continuaremos poniendo en operación de aquí hasta el último día de la administración diversos caminos, autopistas, puentes, libramientos.

Gracias al esfuerzo coordinado entre el gobierno y la industria, la labor que hemos realizado ha sido intensa, y los resultados están a la vista. Sin embargo, reconocemos que aún queda mucho por hacer.

Al igual que a ustedes, nos preocupa la seguridad en las carreteras. Por ello participamos activamente en grupos de trabajo junto con ustedes y con otros actores del sector, y con las autoridades competentes. Al respecto, seguiremos atendiendo con responsabilidad y oportunidad esta situación, en coordinación con las instancias de seguridad de los gobiernos federales y estatales.

Por lo que hace a pesos y dimensiones, hemos reforzado la supervisión de los vehículos que circulan por las vías federales con la instalación, en esta administración, de 54 centros fijos de pesaje. Estos centros se sumaron a los 12 que existían en 2006, por lo que hoy contamos con un total de 66. Adicionalmente, se adquirieron 70 básculas para utilizarse en todo el país.

Y vamos a continuar invirtiendo en equipos modernos que nos permitan tener la mejor supervisión posible.

En 2012, desarrollaremos un Centro de Monitoreo con datos y vigilancia en tiempo real, que permitirá contar con información oportuna de las actividades realizadas en los 66 Centros Fijos de Pesaje a cargo de la Secretaría, así como en las 193 Unidades de Verificación de Emisiones de Contaminantes y en las 170 de Verificación de las Condiciones Físico-Mecánicas, que son operadas por terceros.

Este nuevo sistema, junto con otras acciones paralelas, nos permitirá identificar de manera confiable a los usuarios que sistemáticamente violan la normatividad, comprometiendo el estado físico de las carreteras y aumentando el riesgo de accidentes, con el objeto de tomar las acciones que correspondan.

Amigas y amigos autotransportistas:

Gracias a ustedes, México se moviliza. En el gobierno del Presidente Felipe Calderón tenemos clara la importancia del autotransporte, como sector fundamental en la economía mexicana, que conecta las actividades productivas de todos los estados y en todas las regiones.

Las puertas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes están siempre abiertas para el diálogo constructivo con ustedes. Recojo las diversas inquietudes y planteamientos que se han formulado el día de hoy para analizarlas dentro del marco legal y normativo y comentarlas cuando aplique con otras dependencias del Gobierno federal, y continuar así con el intercambio serio de puntos de vista tendientes a tener un mejor sector del autotransporte federal.

Juntos, seguiremos construyendo un sector del autotransporte moderno y eficiente, respaldado por un marco legal favorable, que proporcione certidumbre jurídica.

Juntos, seguiremos construyendo el México dinámico, próspero y con equidad social en el que todos podamos vivir mejor.

Muchas gracias.

--oo00oo--

&SCT&

redac

0
comentarios
Ver comentarios