Giuliani, el líder que necesitaba una compungida nación

 Fue el símbolo viviente del 11 de septiembre del 2001, un héroe para una nación traumatizada que necesitaba un líder fuerte en tiempos de crisis. El

Serenamente, advirtió a sus conciudadanos que la cantidad de muertos sería "mayor de lo que cualquiera de nosotros puede soportar".

 

"Fue la peor experiencia de mi vida. La experiencia más devastadora de la ciudad de la cual yo era responsable", expresó Giuliani en una entrevista con la AP.

 

Una década después, la persona más identificada con el 11/9 aprovecha su experiencia en una lucrativa firma que ofrece asesoría sobre temas de seguridad. Pero arrastra la frustración de una fallida postulación a la presidencia, en la que la popularidad que le granjeó su desempeño tras los ataques a las Torres Gemelas no le alcanzó para compensar una deficiente estrategia en las primarias republicanas.

 

Giuliani dice que está considerando otra posible candidatura en el 2012. Pero le está costando recuperar el aura de que gozó tras la peor tragedia jamás vivida por su ciudad.

0
comentarios
Ver comentarios