SÍGUENOS EN

Nacional

Los derechos humanos dividen a la cumbre de la Commonwealth en su segundo día

Sídney (Australia), 29 oct (EFE).- La cumbre de la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth) ha quedado hoy dividida por la oposición a la creación de un comisionado para los derechos humanos, pero aprobó la redacción de un nuevo estatuto, informó la anfitriona, la primera ministra de Australia, Julia Gillard.

Estos dos puntos, incluidos en una amplia reforma interna del organismo, forman los pilares de la propuesta que un grupo de expertos integrado por exgobernantes presentó a los jefes de Gobierno reunidos en la ciudad de Perth, en el oeste australiano.

Los asistentes también acordaron hoy impulsar sus esfuerzos para erradicar la polio, enfermedad de la que se registran unos mil casos anuales.

"El estatuto quedará finalizado en 2012 y plasmará los valores, principios y aspiraciones de la Commonwealth en una declaración clara y poderosa", dijo Gillard en rueda de prensa.

Sobre las discrepancias, Gillard comentó que "Australia y un número de delegados han manifestado su apoyo a la propuesta", pero "están preocupadas un número de delegaciones".

"La Commonwealth es una organización que implica el consenso en la toma de decisiones", recordó la primera ministra australiana, sin revelar qué miembros se oponen.

Gillard indicó que la secretaria general del organismo y un grupo de ministros de Exteriores del bloque harán un análisis más profundo de la propuesta.

El secretario general de la Commonwealth, Kamalesh Sharma, restó importancia al fracaso y calificó de éxito esta cumbre que se clausura mañana por haber aprobado en su primera jornada, el viernes, la intervención temprana en casos de la merma de las libertades básicas en los Estados miembros.

Un grupo de asesores, formado por ministros de Exteriores, presentó la recomendación de la rápida actuación.

Otro acuerdo alcanzado en esta cumbre el primer día fue el compromiso de las 16 naciones de la Commonwealth de las que la reina Isabel II de Inglaterra es también jefa del Estado para eliminar las discriminaciones por razones de sexo y credo en la ley de sucesión al trono británico.

La decisión permitirá modificar una antigua ley inglesa que impedía a las mujeres reinar si tenían un hermano varón o que obligaban a renunciar a la corona en los matrimonios con católicos.

Esta segunda jornada de la cumbre también ha estado caracterizada por las protestas, que hasta la fecha son pacíficas, de las 200.000 personas que acudieron a despedir a Isabel II con la típica barbacoa australiana y la decisión de Qantas de dejar su flota de aviones en tierra indefinidamente mientras continúen las huelgas de sus técnicos, pilotos y personal de tierra.

La medida de la aerolínea australiana ha afectado a 17 jefes de Gobierno y un número mayor de delegados, según reconoció Gillard durante la citada rueda de prensa.

La Commonwealth es una asociación voluntaria de 54 Estados soberanos que en su momento formaron parte del Imperio Británico.

Fiyi, gobernada por los golpistas que se hicieron con el poder en 2006, fue suspendido hace dos años por retrasar las elecciones democráticas, mientras que Zimbabue abandonó el bloque en 2003 después de su suspensión.

Los países miembros tienen una población conjunta equivalente a un tercio de los habitantes de la Tierra.