SÍGUENOS EN

Nacional

Temen en Colombia regreso de fenómeno climático de La Niña

Bogotá, 30 Ago (Notimex).- Colombia teme un invierno más duro que el que azotó en el último año al país, el cual dejó 486 muertos y cuatro millones de afectados, ante el posible regreso del fenómeno de La Niña, admitieron hoy autoridades.

El director del Instituto de Hidrología y Estudios Ambientales (Ideam), Ricardo Lozano, advirtió este martes que las lluvias podrían ser más intensas ante la posibilidad que el evento climático regrese a Colombia este semestre.

Aseguró que el Océano Pacífico se está enfriando de nuevo y si las condiciones siguen al alza, el fenómeno que generó el crudo invierno en el último año, puede volver con gran impacto en zonas que siguen inundadas.

Ante la preocupación frente al tema, que dijo existe en el gobierno del presidente, Juan Manuel Santos, consideró necesario "actualizar los mecanismos de prevención y evacuación" en todo el territorio.

Las intensas lluvias, que desde finales de 2010 a junio de 2011 golpearon "sin piedad" a Colombia, regresarán a mediados del próximo mes y podrían extenderse hasta diciembre, según predicciones del Ideam.

Los deslaves e inundaciones dejaron entonces 486 muertos, 595 heridos, 43 desaparecidos, cuatro millones de afectados, 1.5 millones de hectáreas de cultivos anegadas y decenas de carreteras dañadas.

Consciente del riesgo de que se repitan las emergencias en la temporada de invierno que inicia en septiembre, Santos pidió a alcaldes y gobernadores agilizar las obras en marcha para mitigar sus efectos.

"Se nos viene infortunadamente, según el Ideam, otra ola invernal más lluviosa de lo acostumbrado, y va a venir sobre una situación que todavía no está normalizada", sostuvo el domingo pasado el mandatario.

Según Santos, "muchos municipios siguen inundados (por la temporada pasada), la tierra, nuestras montañas siguen húmedas, y en este invierno que se viene va a llover, como dicen, sobre mojado".

La alerta máxima por los estragos que podrían causar las nuevas lluvias llevó a las autoridades a acelerar los dragados, limpieza y construcción de barreras en las cuencas de los ríos y zonas más vulnerables.

NTX/MTC/OS/LGS/