Delta pierde el 24 por ciento más en el primer trimestre de 2011 ante la subida del crudo

Nueva York, 26 abr (EFE).- La aerolínea Delta anunció hoy que registró unas pérdidas de 318 millones de dólares en el primer trimestre de 2011, el 24 % más que el mismo periodo de 2010, afectada por el aumento del precio del crudo, pero logró anotar un aumento del 13 % en sus ingresos.

La segunda mayor compañía aérea del mundo perdió 38 centavos por acción entre enero y marzo de este año, comparado con los 31 centavos perdidos en el mismo trimestre de 2010, pero esos números sorprendieron gratamente a los analistas, que habían previsto que la aerolínea perdiese unos 50 centavos en este inicio de 2011.

Las pérdidas de la compañía responden en parte al impacto que ha tenido sobre sus cuentas el creciente aumento de los precios del petróleo, que se han disparado desde que comenzó la ola de revueltas en Oriente Medio y el Norte de África, principalmente tras el estallido de la guerra en Libia.

Así, la aerolínea ha visto un impacto de 610 millones de dólares sobre sus cuentas en gastos de combustible, que este trimestre le costó una media de 2,89 dólares por galón (3,78 litros).

"El petróleo es el mayor desafío al que se enfrenta la industria y Delta está reduciendo su capacidad, implementando acciones en las tarifas, acordando nuestra necesidad de combustible y estructurando nuestros costes para contrarrestar el impacto del petróleo sobre nuestras cuentas", dijo el consejero delegado de Delta, Richard Anderson.

La compañía ha anunciado que reducirá su capacidad el 3 %, retirará de su flota a 130 aviones en los próximos 18 meses y reducirá sus gastos de capital en 300 millones este año.

A esto se han unido las subidas de tarifas y cargos a sus clientes tanto en vuelos nacionales como internacionales "para pasar los mayores costes del petróleo a los consumidores".

Esas acciones han logrado que la compañía anotase este primer trimestre de 2011 unos ingresos de 7.747 millones de dólares, el 13 % más que durante el mismo periodo del año precedente, cuando facturó 6.848 millones de dólares.

La aerolínea también vio cómo el terremoto y posterior tsunami que azotaron el pasado 11 de marzo a Japón, así como las tormentas de nieve en Estados Unidos, afectaron sus ingresos, de manera que se vieron reducidos por esos dos factores en un total de 125 millones de dólares.

Sin embargo, los ingresos por pasajero de la aerolínea aumentaron el 13 %, hasta 769 millones de dólares, gracias al aumento del 1 % en el tráfico aéreo en este primer trimestre de 2011.

"Creemos que nuestras agresivas acciones de tarifas, combinadas con la reducción de cuatro puntos en nuestra capacidad para la segunda mitad del año, nos permitirán recuperar los mayores costes del combustible con el precio de nuestros billetes", dijo por su parte el presidente de la compañía, Ed Bastian.

Los resultados fueron muy bien recibidos en Wall Street, donde hacia la media sesión las acciones de la aerolínea se disparaban el 9,67 % para cambiarse a 9,87 dólares, mientras que en lo que va de año se han depreciado el 21,67 %.

0
comentarios
Ver comentarios