El cardenal Ortega pide a los católicos cubanos dar un último adiós al arzobispo Meuric

La Habana, 28 jul (EFE).- El cardenal cubano Jaime Ortega pidió a los católicos de la isla dar el último adiós al arzobispo emérito Pedro Meurice Estiú en las misas del próximo domingo, cuando tendrá lugar su funeral en la catedral de la ciudad oriental de Santiago de Cuba.

En un comunicado divulgado hoy, el cardenal y arzobispo de La Habana anunció la Solemne Eucaristía, tras la cual se efectuará inmediatamente el entierro de Meurice, quien murió el pasado 21 de julio en el hospital Mercy de la ciudad estadounidense de Miami, a los 79 años de edad.

En la ceremonia religiosa participarán "todos los obispos de Cuba en sufragio por nuestro querido hermano, para que el Señor le conceda el lugar reservado a quienes lo aman y sirven", dijo el cardenal.

Ortega, que es vicepresidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC), recordó que el arzobispo Meurice "deseó expresamente ser inhumado en Cuba en caso de morir fuera de la Patria".

Meurice era un prelado que se destacaba por sus críticas y tratar asuntos espinosos para el Gobierno cubano y es recordado particularmente por sus palabras de bienvenida al papa Juan Pablo II en la plaza Antonio Maceo de Santiago de Cuba, en 1998.

En aquella intervención, Meurice manifestó que los cubanos necesitaban aprender a "desmitificar los falsos mesianismos" y que continuaban luchando por "superar las desigualdades y la falta de participación", al tiempo que anhelaban reconstruir la "fraternidad a base de libertad y solidaridad".

El arzobispo cubano dijo a Juan Pablo II que había un número creciente de cubanos que "han confundido la Patria con un partido, la nación con el proceso histórico que hemos vivido en las últimas décadas, y la cultura con una ideología".

Nacido el 23 de febrero de 1932, Meurice fue asignado en 1970 a la archidiócesis de Santiago de Cuba, se retiró en 2007 y viajaba con frecuencia a Miami, ciudad donde reside gran parte de su familia.

Cursó estudios en la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma y en esa ciudad era presentador de la causa por la beatificación del presbítero cubano Félix Varela.

0
comentarios
Ver comentarios