El nuevo sistema de banda cambiaria dispara la demanda de dólares en Honduras

Tegucigalpa, 29 jul (EFE).- El nuevo sistema de bandas cambiarias que entró en vigor el lunes pasado en Honduras, tras seis años de tasa fija, ha disparado la demanda de dólares en el país, lo que sin embargo no se ha traducido en una devaluación de la moneda local, el lempira, según informes del Banco Central.

El Banco Central de Honduras (BCH) sacó a subasta el lunes pasado 26 millones de dólares, pero la demanda de los agentes cambiarios llegó a 147,2 millones al cierre del jueves, informó hoy el organismo emisor.

La mayor oferta de divisas hecha esta semana por el Banco Central fue de 35 millones de dólares, mientras que este viernes salieron a subasta pública 27,5 millones de dólares, a un precio base de 18,89 lempiras por dólar.

El sistema de bandas establecido por el Banco Central arrancó el pasado lunes con un precio base de 18,8951 lempiras por dólar, lo que muchos analistas locales entendieron con una "revaluación monetaria", del 0,68 por ciento, respecto a la tasa fija de 19,02 lempiras por billete verde vigente hasta el viernes 22 de julio.

Durante esta semana la tasa ha oscilado incluso por debajo del precio base -se cotizó en 18,66 el martes pasado- y llegó este viernes hasta los 18,97 para la venta.

El Banco Central ha dicho que dentro del sistema de bandas la divisa se moverá en un rango del 7 % por encima o por debajo del precio base establecido.

El director del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), Armando Urtecho, dijo este viernes a Efe que la demanda de dólares se ha disparado por un "nerviosismo" entre los agentes económicos.

El Banco Central "no supo explicar bien cómo iba a funcionar el sistema" de bandas aunque ese esquema "no es nuevo en el país", argumentó el directivo del gremio empresarial.

En efecto, el sistema de banda que hace flexible la cotización de la moneda estuvo vigente entre 1994 y 2005, algo que recordó la semana pasada la presidenta del instituto emisor, María Elena Mondragón, al anunciar su puesta en marcha.

Urtecho subrayó que algunos sectores creyeron "que de un día para otro venía una devaluación del lempira", que sin embargo se ha mantenido incluso por debajo de la abolida tasa fija.

En ese sentido, la presidenta del Banco Central ha insistido a lo largo de la semana en que el sistema de banda no se ha puesto en marcha ni para devaluar la moneda ni pensando en la inflación.

Mondragón ha reiterado además que factores como el buen precio de los productos de exportación, el aumento de las reservas internacionales, que superan los 3.200 millones de dólares, así como el incremento de las remesas familiares que envían los emigrantes, sustentan el establecimiento del sistema de banda.

Urtecho, por su parte, dijo este viernes a Efe que la aplicación de la banda cambiaria fue sugerida en junio pasado por los empresarios al Gobierno que preside Porfirio Lobo "para crear un mejor clima para las inversiones".

En tal sentido, según el líder empresarial, el sistema de banda, mediante el cual el lempira "sube o baja" unos puntos, "es bueno para el país".

Pero el nuevo esquema también tiene detractores, como los banqueros Jorge Bueso Arias y Jaime Rosenthal, que han señalado abiertamente que la fluctuación de la moneda local frente al dólar genera "incertidumbre" y por tanto presiones inflacionarias.

0
comentarios
Ver comentarios