El Senado brasileño prevé votar la próxima semana el acuerdo sobre Itaipú

Brasilia, 27 abr (EFE).- El presidente del Congreso brasileño, José Sarney, afirmó hoy que el Senado aprobará antes del 15 de mayo el acuerdo firmado con Paraguay en 2009 por el que se triplican los beneficios que ese país recibe por la energía de la hidroeléctrica binacional de Itaipú que le vende a Brasil.

El senador Sarney, un importante aliado de la presidenta Dilma Rousseff, anunció su previsión tras reunirse hoy en su despacho con una delegación del Senado de Paraguay encabezada por el presidente del Congreso de ese país, Óscar González Daher, del Partido Colorado.

La delegación legislativa paraguaya, tras agradecer a la Cámara de Diputados de Brasil por la aprobación del acuerdo, pidió una mayor celeridad de la votación del mismo en el Senado.

Sarney, en declaraciones citadas por la Agencia Senado, aseguró que las enmiendas al Tratado de Itaipú serán ratificadas antes del viaje oficial que Rousseff tiene previsto hacer a Asunción el 15 de mayo, según la delegación paraguaya.

Más optimista, la senadora Gleisi Hoffmann, relatora del respectivo proyecto de decreto legislativo y que participó en el encuentro, aseguró que las enmiendas no enfrentarán resistencia en el Senado y que serán aprobadas la próxima semana.

"Si la comisión (de Relaciones Exteriores del Senado) lo vota mañana, creo que la próxima semana podrá ser sometido a votación en el plenario", afirmó Hoffmann, correligionaria de Rousseff en el oficialista Partido de los Trabajadores (PT).

Al contrario de la anterior legislatura, en la que la oposición tenía una gran fuerza, el oficialismo es mayoritario en el Senado que asumió en febrero pasado.

El acuerdo que enmienda el Tratado de Itaipú, aprobado por la Cámara de Diputados el 6 de abril pasado, eleva desde 120 hasta 360 millones de dólares lo que Brasil le paga a Paraguay por el excedente de energía que recibe de ese país.

Las llamadas "notas reversales" fueron firmadas en Asunción en julio de 2009 por el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, y el antecesor de Rousseff, Luiz Inácio Lula da Silva.

Según Sarney, el Tratado de Itaipú necesitaba de una revisión "dentro de un espíritu de cooperación con Paraguay, pero sin dejar de tener en cuenta que la hidroeléctrica fue construida casi que totalmente con recursos brasileños".

Sarney, que gobernó Brasil entre 1985 y 1990, aseguró que los parlamentarios brasileños tienen que entender que el país no puede considerar apenas sus intereses al examinar acuerdos como el de Itaipú aunque admitió que "hay siempre una reacción a cualquier concesión".

González Daher dijo haber visto esfuerzos en el Congreso brasileño para aprobar el acuerdo y alegó que los recursos adicionales serán importantes para que su país haga inversiones sociales prioritarias, principalmente en las áreas de salud y educación.

El Tratado de Itaipú, firmado en 1973, establece que Brasil y Paraguay tienen derecho cada uno al 50 por ciento de la electricidad generada por la represa y que la energía no utilizada por uno de los socios tiene que ser vendida obligatoriamente al otro.

Como Paraguay satisface su demanda con sólo el 5 por ciento de la electricidad de Itaipú, el resto acaba en Brasil.

Además de aumentar el valor que Brasil le paga a Paraguay por esa energía, el acuerdo de 2009 prevé la construcción de una línea de transmisión de 500 kilovatios entre Itaipú y Asunción, cuyo coste ha sido calculado en unos 400 millones de dólares.

0
comentarios
Ver comentarios