SÍGUENOS EN

Nacional

AT&T cae el 5 % en bolsa tras el bloqueo de EEUU a su compra de T-Mobile USA

Nueva York, 31 ago (EFE).- La operadora de telefonía AT&T caía hoy algo más del 5 % en la Bolsa de Nueva York (NYSE) después de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos bloquease sus planes para adquirir a su competidora T-Mobile USA, la cuarta mayor del país, debido a los problemas de competencia que plantea.

Dos horas después del inicio de la sesión en Wall Street, las acciones de la segunda mayor operadora de Estados Unidos, una de las treinta compañías que componen el índice Dow Jones de Industriales, perdían el 5,1 %, de forma que restaban 1,51 dólares y se cambiaban por 28,11 dólares cada una.

Ese golpe en sus títulos respondía a la decisión del Departamento de Justicia de interponer una demanda para bloquear su acuerdo con T-Mobile, que ascendía a 39.000 millones de dólares, ya que lo considera una violación de la ley antimonopolio en este país y asegura que provocaría una subida de precios.

En una rueda de prensa para anunciar la demanda, el secretario adjunto de Justicia, James Cole, indicó que "la fusión de AT&T y T-Mobile resultaría en que decenas de millones de consumidores en todo EE.UU. encararían precios más altos, menores opciones y productos de menor calidad para los servicios de telefonía inalámbrica".

De haber recibido el visto bueno de las autoridades, AT&T se habría convertido en el líder de la telefonía móvil en Estados Unidos con 130 millones de clientes, de forma que el 80 % del mercado habría quedado en manos de sólo dos compañías, AT&T y Verizon Wireless (que bajaba por su parte el 0,83 %).

Además, la compra de T-Mobile USA a la alemana Deutsche Telekom habría supuesto un paso de gigante para AT&T, que habría pasado a tener un 30 % más de clientes que su inmediata competidora y el doble que la siguiente, Sprint Nextel.

Por ello, el bloqueo al pacto generaba una fuerte subida del 5,77 % de las acciones de Sprint Nextel, una empresa de la que se había publicado que también negociaba una fusión con T-Mobile USA y cuya capacidad para competir se habría visto muy reducida a raíz de esa adquisición.

Este miércoles AT&T había anunciado que traería a Estados Unidos 5.000 empleos en centros de llamadas para atención al cliente externalizados en otros países si las autoridades reguladoras daban el visto bueno a su adquisición de T-Mobile USA, en un movimiento que se vio como un intento por presionar a los reguladores a aceptar ese pacto.

Cuando se conoció en marzo pasado el acuerdo entre las segunda y la cuarta mayores operadoras de Estados Unidos, el consejero delegado de AT&T, Randall Stephenson, se mostró confiado de que las autoridades darían luz verde a la compra y aseguró que EE.UU. "es probablemente el mercado de telefonía móvil más competitivo del mundo. Los estadounidenses pueden elegir entre 5 operadores".