Guillén seguirá con los Medias Blancas si le dan una extensión de contrato

Redacción EE.UU., 30 ago (EFE).- El manejador venezolano Ozzie Guillén tiene toda la intención de seguir al frente de los Medias Blancas de Chicago la próxima temporada, aunque su continuidad dependerá del tipo de contrato que le ofrezca el equipo que milita en la Liga Americana.

Guillén declaró que quiere seguir al frente del equipo, pero sólo si le van a dar una extensión de contrato, porque de lo contrario esta sería su última temporada.

Aunque le resta todavía un año de contrato, Guillén considera que su preocupación es la de trabajar de cara al futuro, si no tiene esa posibilidad, entonces el asunto del dinero no es problema.

"Hay algo de lo que estoy seguro y es que ellos tendrán que pagarme en el 2012. Eso es seguro. Alguien tendrá que pagarme en el 2012, independientemente de si trabajo o no", comentó Guillén a los periodistas.

Guillén reiteró que la decisión de si regresa para una novena temporada como piloto de los Medias Blancas está en manos del dueño Jerry Reinsdorf y del gerente general Kenny Williams.

"Quiero estar aquí", destacó Guillén. "Como digo todos los días, esto es un negocio. Depende de Jerry y Kenny. Si ellos quieren que yo esté aquí, encantado. Si no, es algo que no está en mis manos".

Guillén señaló que su planteamiento no era para meter presión a nadie sino el lógico de un profesional que piensa que ha hecho su trabajo y bien.

"Hay algo que quiero dejar claro: no pienso que pueda quedarme con un contrato por sólo un año, sin saber qué haré al siguiente", comentó Guillén. "Son ocho años en esta organización. Creo que hemos hecho un buen trabajo y que los peloteros han jugado bien para mí. Pienso que merezco más".

Los Medias Blancas han ganado cuatro juegos seguidos para colocarse tres arriba de la marca de .500 (68-65), por primera vez desde el inicio de la temporada y además mantenerse a cinco detrás de los Tigres de Detroit en la lucha por el título de la División Central.

"Tendré otro contrato en algún otro lugar, haciendo algo relacionado con el béisbol", señaló Guillén. "Todo depende de Jerry. Si Jerry quiere que yo vuelva, estaré feliz de hacerlo. De lo contrario, seguiré adelante. Desde luego, estaré triste porque me iré de la ciudad y del equipo que amo".

Un artículo en la edición del martes del diario Chicago Sun-Times señaló que la relación entre Guillén y Williams se ha deteriorado al punto en que parece insalvable.

"No trabajo con Kenny, trabajo con los Medias Blancas", comentó Guillén cuando se le preguntó si podía trabajar con Williams. "No veo por qué no. Creo que Kenny y yo tenemos una mejor relación que la de cualquiera en el béisbol".

En el 2005, Guillén guió a Chicago a su primer título de la Serie Mundial desde 1917. Tiene una marca de 667-600 y sólo Jimmy Dykes y Al López han cosechado más triunfos con el equipo, con 899 y 840 respectivamente.

"Creo que me trayectoria demuestra la identificación y entrega que siempre he tenido con la franquicia y por lo tanto no hay mucho más que explicar desde esa perspectiva", agregó Guillén.

0
comentarios
Ver comentarios