Berlusconi y Sarkozy se ratifican en su apoyo a la energía nuclear

Roma, 26 abr (EFE).- El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, y el presidente francés, Nicolás Sarkozy, se ratificaron hoy en su apoyo a la energía nuclear como fuente energética que pueda coexistir, de cara al futuro, con las renovables.

Al término de la cumbre bilateral ítalo-francesa celebrada este martes en Roma, ambos mandatarios recordaron la catástrofe de Chernóbil, de la que hoy se cumple el vigésimo quinto aniversario, y aludieron además a la reciente crisis nuclear en Japón desatada por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo.

"La energía nuclear es siempre la más segura (...). Nosotros estamos absolutamente convencidos de que la energía nuclear es el futuro para todo el mundo", dijo Berlusconi en una comparecencia conjunta ante los medios.

"Estábamos (en Italia) en la vanguardia de la realización de centrales nucleares en los años 70. Sabemos lo que sucedió después, el ecologismo de izquierdas se metió de por medio (...). Desde entonces tenemos que adquirir casi toda la energía que consumimos desde el exterior. Esto supone un coste superior", agregó.

El primer ministro italiano explicó que el miedo de la población por la crisis de Japón y un posible resultado negativo en el referéndum sobre el asunto que estaba previsto en Italia para junio ha llevado a su Ejecutivo a aparcar sus planes de volver a la energía nuclear, que quedó suprimida en una consulta popular en 1987 tras la tragedia de Chernóbil.

"Si hubiéramos ido al referéndum, la energía nuclear no habría sido posible en Italia durante años. Hemos decidido esperar que haya una opinión pública más consciente de la necesidad de la energía nuclear", comentó Berlusconi, quien alabó el nivel de seguridad de las centrales de Francia.

Sarkozy dijo entender la decisión del Gobierno de aparcar sus planes nucleares y aseguró que las tragedias de Chernóbil y Fukushima son diferentes, puesto que la de Japón se produjo por un tsunami y no por un accidente nuclear.

"La tragedia de Fukushima no está vinculada al terremoto sino al tsunami. La central de Fukushima data del año 70, el terremoto es de nivel 9 y la central ha resistido. El motor se detuvo tras el terremoto. Fue un tsunami de dimensiones terroríficas el que destruyó el mecanismo de las bombas de refrigeración", dijo Sarkozy.

"Nuestras centrales funcionan en condiciones de absoluta seguridad, seguridad que da total confianza a los franceses. Hemos elegido la energía nuclear, pero también hemos elegido la energía solar, eólica. Pero no eran suficientes para compensar la nuclear", agregó.

El presidente de Francia explicó que en junio se celebrará en París una cumbre a gran escala en la que se abordará la seguridad de la energía nuclear.

0
comentarios
Ver comentarios