Llaman a no hacer de beatificación una fiesta pasajera

León, 30 Abr. (Notimex).- El arzobispo de León, José Guadalupe Martín Rábago, llamó a jóvenes a no convertir la beatificación del Papa Juan Pablo II en una fiesta pasajera, sino transformarla en una fuerza que entusiasme a seguir a Cristo, como lo transmitía el Sumo Pontífice.

Ante más de 2 mil jóvenes que se encuentran esta noche en el Domo de la Feria, el jerarca católico recordó que el Papa polaco tenía un toque especial en la eucaristía, ya que la gente que lo observaba decía: "Estoy cerca de un hombre que ama a Cristo y que lo revela en la forma de encontrarse con él".

Sobre la forma en que los jóvenes deben de corresponder al legado de Juan Pablo II, el arzobispo recomendó "oír de nuevo sus mensajes, ponerse en contacto con lo que él dijo, tratar de vivirlo, no convertir la fiesta de la beatificación en una fiesta pasajera".

Martín Rábago compartió anécdotas que vivió con Su Santidad y su amor por México. Dijo que el Sumo Pontífice demostró su gratitud y amor por la Virgen María, que en su escudo aparece la letra M mayúscula, que recuerda la presencia de María al pie de la cruz.

Agregó que la fuerte devoción del "Papa peregrino" a la Santísima Virgen se manifiesta así y estaba ya expresada en el lema de Karol Wojtyla: "Totus tuus" ("¡todo tuyo!").

La velada religiosa en el Domo de la Feria reúne a jóvenes de más de cien parroquias que integran la Arquidiócesis de León. La celebración inició a las 20:00 horas con música del grupo Nueva Vida y se contó con los testimonios del sacerdote Marcos Cortez Muñoz y las religiosas María Goretti, Sor Guadalupe Aceves y la madre Miriam Álvarez.

Esta vigilia se llevará a cabo en forma simultánea con la celebración que presidirá el Papa Benedicto XVI, donde declarará beato a Juan Pablo II.

El Padre Marcos Cortez, de la colonia Los Olivos, dijo que es tan fuerte el legado de Juan Pablo II, que con el solo hecho de poner en práctica lo que él enseñó, se ha contribuido a que jóvenes adictos a las drogas en su colonia, se acerquen a Cristo y se alejen del vicio.

Elizabeth Herrera, una joven de la parroquia de la Merced, mencionó que Karol Wojtyla es un gran ejemplo para la juventud, ya que con su testimonio de amor lo transmitió a todo el mundo y logró que la humanidad renovera su fe.

NTX/JAS/VGT/AEG/PAPA11/TIEMPO09

0
comentarios
Ver comentarios