Reconoce Keiko Fujimori que autogolpe fue un exceso de su padre

Lima, 26 Abr (Notimex).- La candidata presidencial de Fuerza 2011, Keiko Fujimori, reconoció que el autogolpe de Estado dado por su padre, el expresidente Alberto Fujimori, en 1992, aunque fue una "excepción" constituyó, en el fondo, un "exceso".

"Me quedan las dudas si no se agotaron todas las formas democráticas para evitar esa medida", dijo a periodistas al deslindarse de los actos perpetrados por su progenitor, sentenciado a 25 años de cárcel por violaciones a los derechos humanos.

Se desmarcó tajantemente de los hechos realizados por el exgobernante (1990-2000) al indicar que ella es una persona diferente. "Los hijos no cargamos las responsabilidades de los padres ni los padres las de los hijos", expuso.

Presionada por las circunstancias políticas y los pedidos de explicaciones de los electores, transmitidos a través de los medios de comunicación, Keiko Fujimori dio marcha atrás a su aceptación inicial del autogolpe como una medida contra el terrorismo.

Hasta hace poco sostuvo que el golpe "fue excepcional e irrepetible", pero que "fue necesario, ya que sirvió para hacer la Constitución de 1993".

El pasado 22 de abril al ser consultada sobre si el expresidente pudo buscar otras vías democráticas para hacer cambios, aseguró que "se trataron varias formas, pero que los grupos políticos de la época no tenían la madurez que hoy vemos".

Según ella, en esa época (en que se perpetró el autogolpe del 5 de abril de 1992, cuando Alberto Fujimori disolvió el Congreso y el Poder Judicial), el 85 por ciento de la población aprobó la medida.

En los últimos días, Keiko ha reiterado que no indultará a su padre y pidió perdón por los errores y delitos cometidos por quien consideró "un presidente autoritario pero no un dictador".

El constitucionalista Enrique Bernales consideró que el perdón, solicitado por Keiko Fujimori "es el inicio de un camino que, si hay sinceridad, la tiene que llevar a reconocer que no sólo hubo yerros".

"Lo que hubo, en más de un caso, fue premeditación y comisión de delito en el que participaron altos funcionarios del Estado. A eso no se le puede llamar error", recalcó.

NTX/JLC/OS/MGT/

0
comentarios
Ver comentarios