Suben a 16 los muertos en un atentado en el corazón turístico de Marraquech

Dieciséis personas perdieron la vida, las dos últimas en el hospital, y otra veintena resultaron heridas en el atentado que golpeó hoy el corazón turístico de la ciudad de Marraquech, en el sur de Marruecos,

Maraquech (Marruecos), 28 abr (EFE).- La agencia, que cita a fuentes hospitalarias, indicó que dos de los heridos en el atentado han muerto tras ser hospitalizadas, por lo que la cifra inicial de catorce fallecidos ofrecida por el ministro del Interior, Taieb Cherkaui, asciende a dieciséis.

Hasta el momento, los fallecidos en el café Argana, situado en la plaza de Yemá el Fna, declarada patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco y uno de los lugares más turísticos de esta antigua ciudad imperial, eran tres marroquíes y once extranjeros, según había informado Cherkaui en rueda de prensa.

Según informaron a Efe fuentes policiales, al menos dos de los muertos son canadienses, mientras que un portavoz del Consulado de Francia en Marraquech explicó que también han fallecido un número todavía desconocido de ciudadanos franceses en el atentado.

La Embajada de España en Marruecos indicó que "no hay indicios de que haya víctimas españolas".

Respecto al origen del atentado, el ministro del Interior marroquí aseguró que se trata de "un acto de terrorismo causado por un artefacto explosivo que provocó una fuerte deflagración".

Cherkaui añadió que "se llegó a esta conclusión tras las investigaciones preliminares llevadas a cabo por los servicios de seguridad", y señaló que se trabaja en la identificación de las víctimas extranjeras.

Por otro lado, el ministro de Interior indicó que los heridos han sido trasladados al hospital universitario de Ibn Tofail, al hospital militar de Ibn Sina y a dos clínicas privadas.

Agregó que un equipo médico especializado mantiene informadas a las familias de las víctimas y les ofrece todo el apoyo psicológico necesario, y también se ha puesto a disposición de los afectados un número de ayuda telefónica.

Poco antes del mediodía, una explosión de fuerte intensidad se escuchó en toda la medina (parte antigua) de Marraquech y destruyó una planta del café Argana e incluso afectó a locales que se encontraban fuera de la plaza.

Fuentes policiales afirmaron que en el lugar de los hechos se habrían encontrado "objetos extraños", lo que reforzaría la tesis de atentado.

Las causas de lo sucedido son aún confusas, y por ahora se baraja la opción de que un terrorista suicida hubiera detonado el explosivo en el interior del café, o de que un joven hubiera dejado una mochila dentro del local y lo hubiera abandonado antes de la deflagración, según informó una radio local, citando a testigos presenciales.

El rey Mohamed VI, a quien la explosión sorprendió en la ciudad de Fez, donde presidió un Consejo de Ministros, instó a informar a la opinión pública de las conclusiones de las investigaciones", según un comunicado del Gabinete Real difundido por la agencia oficial de noticias MAP.

Tras el Consejo de Ministros, una delegación gubernamental marroquí encabezada por Cherkaui y Naciri se desplazó a la plaza Yemá El Fna y después a los hospitales donde se encuentran los heridos.

Asimismo, el monarca, que expresó su pésame a las familias de las víctimas, comunicó que correrá con los gastos de los funerales de los fallecidos.

A últimas horas de la tarde, la policía marroquí mantenía bloqueadas las inmediaciones del café donde se produjo la explosión, mientras que efectivos de la policía científica seguían recogiendo indicios sobre la autoría del atentado.

Sin embargo, pese a lo sucedido, el resto de la plaza había retomado ya su actividad habitual y las calles adyacentes de la medina volvían a estar concurridas por turistas y comerciantes, según pudo constatar Efe.

El de hoy es el atentado más importante en Marruecos desde el 16 de mayo de 2003, cuando una cadena de actos suicidas en la ciudad de Casablanca acabó con la vida de 45 personas, entre ellas cinco españoles.

0
comentarios
Ver comentarios