Más de 130 mil personas fueron asesinadas en 2010 en las Américas: OEA

Washington, 25 Abr (Notimex).- En 2010, más de 130 mil personas fueron asesinadas en las Américas, afirmó hoy el secretario de Seguridad Multidimensional de la Organización de Estados Americanos (OEA), Adam Blackwell.

Durante el VIII Foro Hemisférico de la Sociedad Civil, que se celebra este 25 y 26 de abril en la ciudad de Washington, el funcionario lamentó que en la región se cometen más de dos tercios de todos los secuestros del planeta y cada tres minutos ocurre un homicidio.

En el foro, representantes de organizaciones no gubernamentales abordaron la "Seguridad ciudadana en las Américas", tema central de la Asamblea General de la OEA que se realizará en San Salvador, del 5 al 7 de junio próximos.

"El crimen y la violencia matan en nuestra región a más gente que el sida o cualquier otra epidemia conocida, y destrozan más hogares que cualquier crisis económica que hayamos sufrido", afirmó el diplomático.

Expuso: la "falta de seguridad no sólo afecta la integridad física, la tranquilidad y el patrimonio de las personas, sino que constituye también una amenaza a la estabilidad, al fortalecimiento democrático, al Estado de derecho y al desarrollo de los países de las Américas".

A su vez, el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Santiago Cantón, resaltó que América Latina y el Caribe es la segunda región del mundo con peores datos recogidos de homicidios por cada 100 mil habitantes.

Explicó que, desde el punto de vista de los derechos humanos, hay una gran preocupación por la tendencia a recurrir a la "mano dura" y advirtió que "esta política esta concentrando el tema de seguridad ciudadana en los aspectos represivos y de prevención del delito".

Por ello, abogó por la adopción de políticas públicas integrales "que tengan en cuenta a todas las entidades, que estén acompañadas por el mayor número posible de entidades del Estado y que estén orientadas principalmente a la prevención".

Por su parte, la directora de la Fundación Ambio de Costa Rica, Roxana Salazar, aseveró que la seguridad ciudadana debería plantearse como un asunto de "agenda nacional" que integre a los "diferentes sectores, para así fortalecer la gobernabilidad democrática".

El representante permanente Alterno de El Salvador ante la OEA, Luis Menéndez, dijo que su país pretende que la Declaración de San Salvador sea el resultado de la Cuadragésima Primera Asamblea General.

Detalló que el documento incluye "un balance entre las políticas públicas, sus componentes y acciones de prevención, el combate del delito, la rehabilitación y la reinserción, la asistencia a víctimas y el fortalecimiento institucional".

En tanto, el representante permanente de Costa Rica ante la OEA y vicepresidente del Consejo Permanente, José Enrique Castillo, afirmó que "no es posible ejercer los derechos civiles y políticos en un sistema político" donde los ciudadanos no tienen la seguridad mínima para ejercerlos.

En tanto, el secretario de Relaciones Externas de la OEA, Alfonso Quiñónez, indicó que "ocho años después de la adopción de la Declaración sobre Seguridad en las Américas, la seguridad sigue siendo una de las principales preocupaciones que enfrenta la región".

El secretario de la Red de Seguridad y Defensa de América Latina (Resdal), Gonzalo Serra, enfatizó que "los Estados por sí solos no están en condiciones para enfrentar los desafíos de la seguridad".

Aludió también al error que cometen los Estados al afrontar la solución al problema como una disyuntiva entre prevención y represión, cuando ambas deben ser aplicadas conjuntamente.

NTX/SDT/TVA/

0
comentarios
Ver comentarios