Oposición argentina redobla campaña obligada a un buen resultado en las primarias

Buenos Aires, 28 jul (EFE).- Los candidatos opositores a la Presidencia de Argentina han redoblado sus campañas con miras a las inéditas primarias del 14 de agosto próximo, obligados a cosechar un amplio apoyo para poder competir y quedar bien posicionados en los comicios generales de octubre.

Los spots televisivos y radiales de los aspirantes a la jefatura del Estado se multiplican a diario, en carrera hacia una compulsa electoral obligatoria que se celebrará por primera vez en el país y es motivo de controversias con el Gobierno peronista de Cristina Fernández, candidata a la reelección.

"Por mi actividad he tenido oportunidad de viajar a Chile, Brasil y Uruguay, y he visto países seguros, ordenados, y me pregunto y les pregunto a ustedes, ¿por qué no podemos hacer lo mismo?, pregunta en su corto el candidato de la Unión Cívica Radical (UCR), Ricardo Alfonsín, hijo del fallecido expresidente Raúl Alfonsín (1983-1989).

A su vez, el candidato socialista Hermes Binner relata en su aviso los logros como actual gobernador de Santa Fe, cuarto distrito electoral del país, luego de que el pasado domingo ganara su partido los comicios celebrados en la provincia.

Mientras, el expresidente Eduardo Duhalde (2002-2003), del peronismo disidente, asegura que "es el momento de sumar" con los que "sacaron" al país "de la crisis más grande" de su historia, en 2001 y 2002, y con "los que abrieron la puerta al crecimiento", al exhibirse en una imagen con el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011).

Cada uno de los diez candidatos a jefe de Estado que figuran para las primarias deberán obtener al menos el 1,5 por ciento de los votos válidos para ser habilitados a los comicios presidenciales del 23 octubre próximo, lo que equivale a poco más de 300.000 sufragios.

Así lo establece la reforma electoral aprobada en 2009 que incorpora las elecciones primarias con el ánimo de que los votantes elijan a los candidatos, ratificó hoy el ministro argentino del Interior, Florencio Randazzo.

Los analistas coinciden en que el resultado de esta inédita compulsa marcará una tendencia "clave" con vistas a las presidenciales del 23 de octubre, cuando además se renovará al Parlamento, entre otros cargos electivos.

"Es posible que algunos partidos estén complicados, especialmente los de izquierda, para los que está en riesgo su aspiración de llegar a las elecciones de octubre. Y, de hecho, en sus mensajes publicitarios apelan a que no los dejen afuera", señaló hoy a Efe la directora de la consultora Ibarómetro, Doris Capurro.

Frente a este escenario, los partidos de oposición creen que es clave su aparición en los medios para convencer a la sociedad de sus propuestas de cara a las primarias, en las que están habilitadas a votar unas 28 millones de personas.

"Hay muchas expectativas de la oposición, que quisiera que alguno de sus candidatos se despegue y quede en un claro segundo lugar en las primarias, detrás de Cristina Fernández -favorita en los sondeos-, para poder armar una estrategia de unificación para las presidenciales", precisó Capurro.

Según Ibarómetro, existe un "empate técnico" entre Alfonsín y Duhalde, aunque ambos se sitúan a más de 20 puntos por detrás de la intención de voto a favor de la mandataria.

La Dirección Nacional Electoral asignó unas 44.000 horas en 2.080 medios audiovisuales para acceder a los espacios publicitarios gratuitos previstos en la ley electoral, pero candidatos opositores denunciaron esta semana "trabas" para poder divulgar sus avisos.

"El Gobierno invoca intenciones nobles para ocultar intenciones nada nobles. Si creemos que con trampas y avivadas podemos resolver las cuestiones que preocupan a los argentinos, estamos en problemas", afirmó Alfonsín, postulante del Frente Unión para el Desarrollo Social (Udeso), integrado por la UCR (socialdemócrata) y un sector del peronismo disidente.

Según la oposición, que atribuye las "maniobras" del Gobierno a su "temor" a quedar mal posicionado en las primarias, el 41 por ciento de los medios asignados son inexactos o inexistentes.

"Hay dirigentes políticos que no están a la altura de las circunstancias" y que "extrañan la campaña obscena" para las legislativas de 2009 -que supuso una derrota para el oficialismo- en las que "no hubo igualdad de oportunidades para los candidatos", respondió Randazzo.

Por lo pronto, Fernández pidió a varios candidatos oficialistas que encaren la campaña como si se tratara de las presidenciales de octubre, para cuando las cartas ya estarán echadas.

0
comentarios
Ver comentarios