La Asamblea cubana analizará la marcha de la economía y del plan de reformas

La Habana, 31 jul (EFE).- La Asamblea Nacional de Cuba (parlamento unicameral) celebrará mañana, 1 de agosto, su primera sesión ordinaria de las dos que realiza al año para analizar la marcha de la economía en el primer semestre de 2011 y el desarrollo del plan de reformas impulsadas por el Gobierno de Raúl Castro.

La sesión llega precedida de las críticas que el general Castro vertió hace una semana ante su Consejo de Ministros sobre los incumplimientos, deficiencias y mala planificación que afectan a la economía de la isla, que no obstante creció en los primeros seis meses de este año, según han reportado medios oficiales sin precisar cifras sobre ese aumento.

Tras su silencio por segundo año consecutivo en el Día de la Rebeldía Nacional el pasado 26 de julio -una de las fechas más emblemáticas de la Revolución- se espera que Raúl Castro intervenga ante la Asamblea Nacional para dar cuenta de la marcha del país.

Esta sesión parlamentaria se celebrará recién cumplidos cinco años desde que el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, delegó el poder el 31 de julio de 2006 en su hermano menor por una grave enfermedad.

De acuerdo con medios oficiales, en la sesión de mañana la Asamblea verá un informe sobre el desarrollo de los acuerdos adoptados en el VI Congreso del Partido Comunista (PCC, único) que se celebró en abril, así como la ejecución del plan económico en el primer semestre del año y la liquidación del presupuesto del Estado del año 2010.

También se ratificarán los "Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución", como se llama en Cuba al plan de reformas con el que Raúl Castro se propone "actualizar" el modelo socialista y hacer funcionar la quebrada economía de la isla.

Desde el pasado jueves, unos 400 diputados cubanos repartidos en doce comisiones de trabajo han analizado informes económicos sectoriales así como la ejecución presupuestaria donde se refleja un incremento de los ingresos gracias a la ampliación del trabajo por cuenta propia.

La flexibilización del empleo privado es una de las medidas más importantes del plan de reformas de Raúl Castro y lo ejercen ya unas 326.000 personas en todo el país, según datos oficiales.

Con el fin de preservar la Revolución y sin renunciar al socialismo, el general Castro, de 80 años, se propone actualizar el modelo cubano con un plan que conlleva una tibia apertura a la iniciativa privada, un drástico "adelgazamiento" de las plantillas estatales, la descentralización en la gestión de las empresas públicas y la supresión de subsidios sociales paternalistas e innecesarios, entre otros.

En las últimas semanas se han anunciado también medidas de calado social como la próxima autorización para la compraventa de viviendas y coches entre particulares.

Este fin de semana se conoció también el levantamiento de la prohibición que impedía a los cubanos adquirir electrodomésticos de alto consumo energético, como aparatos de aire acondicionado, hornos o sandwicheras.

En su última intervención ante la Asamblea de Cuba, en diciembre del 2010, Raúl Castro advirtió de la necesidad de corregir errores en la construcción del socialismo: "O rectificamos o ya se acaba el tiempo de seguir bordeando el precipicio, nos hundimos, y hundiremos (...) el esfuerzo de generaciones enteras", dijo entonces el presidente cubano.

El séptimo periodo ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional cubana comenzará el lunes 1 de agosto a las 10.00 hora local (16.00 GMT), según publicó el diario oficial Granma el pasado jueves.

0
comentarios
Ver comentarios