"Normal", del argelino Allouache, mejor filme del festival Tribeca de Doha

Doha (Catar), 29 oct (EFE).- El filme "Normal", dirigido por el argelino Merzak Allouache, y "The Virgin, The Copts And Me", del franco-egipcio Namir Abdel Messeeh, se llevaron los premios a la mejor película y al mejor documental, respectivamente, en la competición de cine árabe del Festival Tribeca de Doha (DTFF).

La organización del certamen, que concluye su tercera edición, anunció hoy los resultados de las deliberaciones del jurado, frente a un auditorio lleno de personalidades de la industria invitadas.

Ambos galardones, a mejor cinta y a mejor documental, están dotados con 100.000 dólares cada uno (unos 70.700 euros).

La libanesa Rania Stephan, directora de "The Three Disappearances de Soad Hosni", y el francés de origen marroquí Roschdy Zem, director de "Omar Killed Me", se llevaron los premios a mejor director de documental y a mejor director, valorados en 50.000 dólares (unos 36.000 euros) respectivamente.

Por sus interpretación en la película "Omar Killed Me" también recibió un galardón el actor francés de origen tunecino Sami Bouajila, con un premio valorado en 15.000 dólares (10.600 euros).

En cuanto al mejor cortometraje árabe, dotado con un premio en metálico de 10.000 dólares (algo más de 7.000 euros), ese galardón fue a parar a "Where Are You?", dirigido por el realizador de Arabia Saudí Abdulaziz Al-Nujaym, mientras que se hizo una mención honorífica en esa misma categoría a "My Father Is Still a Communist - Intimate Secrets To Be Published", dirigida por Ahmad Ghossein.

Por último, Mohamad Rezwan Al Islam y Jassim Al Romaihi fueron obsequiados con un iPad por su cinta "A Falcon, A Revolution", vencedora en el segmento dedicado a programaciones "hechas en Catar".

Amanda Palmer, la directora ejecutiva del DFI recordó en la entrega de premios que la razón de ser de este festival es "descubrir nuevos talentos".

El director de "Normal", el filme ganador en la categoría de mejor película, el argelino Merzak Allouache, quiso aprovechar la ocasión para expresar su "apoyo a las personas democráticas y a su lucha".

"Espero que la película pueda verse en Argelia y que ayude a cambiar la manera en la que allí se expresan las cosas", dijo.

Por su parte, el director de "The Virgin, The Copts and Me", Namir Abdel Messeeh, indicó que su película "habla de religión" y admitió sus temores iniciales a que la cinta fuera proyectada en Doha.

"Me di cuenta de que en Doha el amor es más poderoso que el miedo y espero que el filme pueda verse en Egipto y que la gente allí comprenda que no trata de división", explicó.

0
comentarios
Ver comentarios