SÍGUENOS EN

Nacional

Rechaza Repsol alianza Sacyr y Pemex para controlar petrolera española

Madrid, 31 Ago (Notimex).- La dirección de Repsol, con su presidente Antonio Brufau al frente, está en contra de la alianza estratégica de Sacyr y Pemex para hacerse con el control de la compañía, destacó hoy el diario Expansión.

Indicó que los actuales gestores de la petrolera española ven en el acuerdo una nueva amenaza que podría desestabilizar al grupo e ir en contra de los intereses de la mayoría de los accionistas.

Ante ello, agregó, están estudiando todos los argumentos a su alcance para contrarrestar el intento de asalto que preparan la constructora y su socio mexicano.

"El primer ejecutivo de la petrolera busca aliados para frenar a la constructora. El gobierno dio ayer la bienvenida al acuerdo, mientras que el Partido Popular lo vigilará de cerca y La Caixa podría actuar de árbitro", resaltó el rotativo.

Expuso que en el fondo está en juego el futuro del propio Brufau al frente de la compañía, ya que Sacyr y Pemex pretenden llevar a cabo una renovación de los órganos de gestión de su participada y restar poder a su actual presidente ejecutivo.

Fuentes de la dirección de Repsol apuntaron que "como ya ocurrió en el caso de Lukoil, Repsol velará por el interés de todos los accionistas, especialmente en el caso de un acuerdo de estas características, que excluye a la mayoría natural de la empresa".

En 2008, la petrolera rusa trató sin éxito de hacerse con el 30 por ciento de Repsol comprando la participación de Sacyr y parte de la de La Caixa.

La operación fracasó por la oposición política, el temor a la pérdida de otra compañía de bandera y la movilización de los accionistas minoritarios, que solicitaban una Oferta Pública de Adquisición (OPA).

Expansión anotó que para el equipo de Brufau, Pemex, socio histórico con un representante en su consejo desde hace 14 años, no es el accionista industrial más idóneo, ya que se trata de una multinacional estatal, controlada por un gobierno que dentro de unos meses se enfrenta a unas nuevas elecciones generales.

Aseguró que en el mercado no descartan que Repsol busque un caballero blanco que contrarreste los intereses de Sacyr y de Pemex.

Manifestó que además de despertar el fantasma de la españolidad, Repsol también analiza al milímetro el documento de 18 folios enviado por Sacyr y Pemex a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para detectar cualquier acuerdo que pueda vulnerar la ley de OPAs.

Afirmó que entre los factores que podrían hacer fracasar la alianza entre Pemex y Sacyr figura la intromisión de los partidos políticos.

"A menos de tres meses de celebrarse elecciones en España, la posición del PP o del PSOE podría ser determinante. De momento, los dos partidos prefieren mantenerse neutrales", sostuvo.

Los máximos responsables de la constructora, Luis del Rivero, y de Pemex, Juan José Suárez, visitaron la víspera al ministro Miguel Sebastián, para explicar la base de su alianza y garantizarle la españolidad de Repsol.

El titular de Industria dio la bienvenida al acuerdo siempre que respete la legalidad.

NTX/AMG/MRG/TIEMPO09