HRW dice que Saleh utiliza el acuerdo para su salida como "carta blanca" contra los manife

Nueva York, 28 abr (EFE).- La organización Human Rights Watch (HRW) acusó hoy al presidente yemení, Alí Abdalá Saleh, de utilizar el acuerdo alcanzado para salir del poder como una "carta blanca" para tolerar los ataques contra los manifestantes pacíficos en el país, donde el último capítulo de represión dejó 11 muertos.

"El presidente Saleh no puede utilizar la inmunidad judicial que se le ha prometido como una carta blanca para tolerar los ataques cometidos contra manifestantes pacíficos", explicó la organización de defensa de los derechos humanos en un comunicado.

HRW considera que el mandatario se aprovecha del acuerdo auspiciado por el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), por el que se compromete a dimitir en un plazo de 30 días y a permitir la formación de un Gobierno de consenso encabezado por la oposición, para seguir atacando a la población.

"El presidente Saleh y quienes cumplen sus órdenes deberían tomar nota: ningún acuerdo de inmunidad les absolverá de la responsabilidad de los extensos e ilícitos asesinatos perpetrados", aseguró en el mismo comunicado Joe Stork, director adjunto de la sección de Oriente Medio y el norte de África de HRW.

Stork explicó que, pese a esos acuerdos, "los tribunales yemeníes y los Gobiernos extranjeros estarán obligados igualmente a someter (a los responsables) a la acción de la Justicia".

La organización condenó además las últimas muestras de violencia vividas en el país el miércoles, cuando murieron en Saná al menos "11 manifestantes de la oposición y más de 130 resultaron heridos", en lo que HRW define como "la jornada más violenta" vivida en el país "en más de cinco semanas".

La organización detalló que los manifestantes protestaban precisamente por el acuerdo alcanzado por el presidente yemení, que será firmado el próximo domingo y que, en su opinión, "otorga a Saleh y su círculo familiar más cercano inmunidad legal a cambio de que abandone el poder en un mes".

La entidad aseguró además que "el derecho internacional rechaza la impunidad ante graves crímenes contra la humanidad o la tortura", como reconocen diferentes tratados internacionales.

Además, HRW pidió a Estados Unidos y la Unión Europea que suspendan "cualquier tipo de asistencia militar a Yemen hasta que el Gobierno detenga los ataques contra los manifestantes pacíficos, permita investigaciones independientes, transparentes y justas de lo ocurrido y juzgue a los responsables".

"Naciones Unidas no debería dejar de tomar medidas para detener inmediatamente la carnicería, ahora que Saleh ha dicho que dimitirá", añadió Stork.

El plan que estipula la dimisión de Saleh establece asimismo la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias el próximo julio.

Yemen es el escenario de protestas contra el régimen de Saleh desde el pasado 27 de enero, aunque se intensificaron a mediados de febrero pasado, en medio de la ola de reivindicaciones democráticas, sociales y económicas que se vive en Oriente Medio y el norte de África.

0
comentarios
Ver comentarios