Los recién casados irán en carroza abierta pese a la amenaza de lluvia

Londres, 29 abr (EFE).- El príncipe Guillermo y Kate Middlenton, una vez casados, harán el recorrido desde la Abadía de Westminster hasta el Palacio de Buckingham en la carroza descubierta State Landau a pesar de la amenaza de lluvia para hoy en Londres.

Así lo confirmó hoy una portavoz del Palacio de Buckingham después de las conjeturas en torno al carruaje que la pareja utilizaría dado que el Servicio Meteorológico pronostica para mediodía chubascos y una brisa fría del noreste.

De esta manera, los miles de personas que han empezado ya a congregarse a lo largo del recorrido que harán los recién casados tendrán la oportunidad de verlos.

El State Landau, una carroza tirada por cuatro caballos, que va acompañada por dos jinetes y dos hombres a pie, fue mandada construir por el rey Eduardo VII en 1902, pero, en caso de fuertes lluvias, se podía optar por Glass Coach, una carroza cerrada hecha en 1881 para el alcalde del centro financiero de Londres y que en 1911 pasó a ser utilizada por la Familia Real.

Guillermo y Kate, sin embargo, no tendrán problemas para llegar hasta el templo, puesto que el príncipe irá en un lujoso automóvil desde Clarence House, residencia del príncipe Carlos, mientras que su prometida lo hará en un vehículo desde el hotel Goring.

El príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión a la corona británica, se casará vistiendo el uniforme escarlata de la Guardia irlandesa, de la que es coronel honorario.

Sin embargo, el vestido que llevará Kate Middleton es el secreto mejor guardado, hasta el punto de que el hotel Goring ha construido en su portal de entrada una marquesina para impedir que los fotógrafos y las cámaras de televisión puedan captar algún detalle del traje.

Los jefes de prensa de la Familia Real han puntualizado que se conocerá el nombre del diseñador y los detalles del vestido a las 10.00 horas GMT, cuando Kate Middleton llegue a la abadía.

La novia avanzará del brazo de su padre por el pasillo central del templo a los sones dramáticos de un himno de coronación, el titulado "I was glad", del compositor británico Charles Hubert Hastings Parry, inspirado en el salmo 122.

0
comentarios
Ver comentarios