martes 23 de julio de 2019 | 07:10
Columnas

Crisis humanitaria… y Guardia Nacional al servicio de Trump

@ruizjosejaime mié 26 jun 2019 10:19
En la mañanera de este miércoles, Andrés Manuel asegura que tiene la conciencia tranquila, en respuesta a las críticas del presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, por el flagrante e inaceptable despliegue de la Guardia Nacional en nuestras fronteras norte y sur en “obediencia” a Trump.
En la mañanera de este miércoles, Andrés Manuel asegura que tiene la conciencia tranquila, en respuesta a las críticas del presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, por el flagrante e inaceptable despliegue de la Guardia Nacional en nuestras fronteras norte y sur en “obediencia” a Trump.
Foto propiedad de: Internet

Quien juega a la ronda con el lobo sale lastimado. Y eso le está pasando a nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin ponerse de acuerdo, parte de la prensa nacional ya puso atención a la crisis humanitaria por el fenómeno de la migración. López Obrador le está haciendo el trabajo sucio a Donald Trump y éste se congratula. 

En la mañanera de este miércoles, Andrés Manuel asegura que tiene la conciencia tranquila, en respuesta a las críticas del presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, por el flagrante e inaceptable despliegue de la Guardia Nacional en nuestras fronteras norte y sur en “obediencia” a Trump.

“Tiene toda su libertad y siempre ha sido crítico y opositor a ciertas políticas que considera inadecuadas. Sólo decirle que tenemos la conciencia tranquila, que consideramos necesario el mantener las buenas relaciones con EU”.

Frontera norte

Las imágenes son dramáticas, trágicas, como aquella imagen del niño sirio ahogado en una playa de Turquía. Fotografía de dos cuerpos hallados sin vida a las orillas del río Bravo. Familia salvadoreña que entró por Tapachula donde, precisamente, se había acordado la ayuda de 30 millones de dólares del gobierno mexicano al gobierno de El Salvador. La muerte y el testimonio fotográfico de Óscar y Valeria Martínez ya forman parte de la ignominia migratoria.

Frontera sur

La prensa fifí o no fifí o lo que sea, consigna:

Excélsior: “Migrantes denuncian maltrato en la Estación Migratoria Siglo XXI”.

El Universal: “Crisis humanitaria rebasa a gobierno”.

El Financiero: “Detenidos, 105 mil migrantes; 77 mil deportados: INM”.

Reforma: “Imploran ayuda migrantes en albergue”.

Proceso: “Migrantes intentan nueva fuga en Chiapas; Guardia Nacional los frena”.

Y aquí le paro…

Tiene razón Jorge Castañeda al titular su artículo de hoy en El Financiero como “Vergüenza”:

“La foto de la agencia France Press, de un par de militares mexicanos deteniendo a una mujer y a su hija al tratar de ingresar a territorio norteamericano, es sintomática de lo que está sucediendo en México hoy, para desgracia de todos los mexicanos. Cuando el gobierno de López Obrador anunció el acuerdo con Estados Unidos dijo una parte de la verdad y calló otra. Poco a poco fue divulgándose lo que se había callado, pero nunca se anunció que las autoridades mexicanas enviarían a casi 15,000 efectivos de la llamada Guardia Nacional a la frontera norte para impedir la salida de nacionales de otros países a Estados Unidos”. 

“Sellar” las fronteras mexicanas a la migración centroamericana es el costo que hay que pagar porque Donald Trump, a partir de los aranceles, no desestabilice al gobierno de Andrés Manuel López Obrador quien, desde su conciencia tranquila, ha supeditado el uso de la Guardia Nacional a los intereses de Trump y no a la seguridad pública, para la que fue creada, y ya ni siquiera a combatir el huachicoleo.

Mientras tanto el Papa Francisco, tan admirado por Andrés Manuel, al lamentarse de la muerte de migrantes en el río Bravo, lanza su felicitación a México: “Yo quiero felicitar a los mexicanos porque son tan acogedores con los migrantes. Que Dios se lo pague”. Felicitación que no se extiende al gobierno, que es utilizado como brazo operativo de Trump en contra de la migración. Ya decían los clásicos que se llega al poder por la izquierda y se gobierna por la derecha.