miércoles 17 de julio de 2019 | 06:35
Columnas

Utopía. No somos iguales

@IbarraAguirreEd jue 20 jun 2019 18:26
José Narro
José Narro
Foto propiedad de: Internet

José Narro, exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México y secretario de Salud del sexenio de Enrique Peña –uno de los tres gobiernos en el que más floreció la corrupción y la rapiña–, necesitó de casi medio siglo para descubrir lo que son las prácticas antidemocráticas, sistémicas, del Revolucionario Institucional para elegir a sus presidentes, siempre designados previamente por el titular del Ejecutivo federal en turno desde 1929, excepto con Vicente Fox y Felipe Calderón (2000-12) y ahora con Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, Narro Robles, el fallido y timorato precandidato presidencial en 2017, asegura todo lo contrario al renunciar a las filas del partido tricolor que lo arropó durante 46 años para que ocupara múltiples e importantes puestos en el Instituto Mexicano del Seguro Social y la Secretaría de Gobernación: “…prevalecen simulación y excesos, e incluso groseros indicios de una intervención del gobierno federal para orientar el resultado, pero también del propio expresidente (Peña Nieto)… son evidentes las muestras de que existe un preferido de la cúpula del PRI, el candidato oficial de los gobernadores y de quien fue, recientemente, el jefe político del partido”.

Incluso juró y perjuró sin ofrecer datos duros que “se trata de una farsa que antes de iniciar ya tiene resultados”. Según el oriundo de Saltillo que no confía ni en el padrón de su estado y expresidente de la Fundación Cambio XXI (del PRI) y del Instituto Nacional de Ecología, “la trampa está en el padrón, el crecimiento desmedido de nuevos afiliados en Coahuila, Ciudad de México, Campeche y Oaxaca… que serán llevados a votar por quienes llenarán de vergüenza al partido”.

¡Qué barbaridad! ¿Opinaría igual el doctor José Ramón, si el beneficiario de esas execrables pero ordinarias prácticas lo convirtieran en presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional?

Mucho me temo que no, debido a que apuntalado por aquellas prácticas forjó parte de su carrera política. Simplemente estamos frente a un político de viejo cuño sólo que con una destacada trayectoria burocrática universitaria, gestión que como rector de la UNAM no pocos impugnan, pero que es muy mal perdedor. Y que, además, sopesó bien que no tiene ascendiente en la base priista y que sus padrinos (Manlio Fabio Beltrones y, antes, el pésimo bailarín y enamorado de Peña Nieto) tienen dificultades ante el Ministerio Público de Chihuahua y de la Federación, como bien se ilustra aquí, https://www.eluniversal.com.mx/carton/waldo/2019/06/20/en-el-sillon-de-los-acusados

Llama demasiado la atención, por lo enunciado, que el presidente Andrés Manuel tenga tantas consideraciones con el también portador de una decena de doctorados honoris causa, a pesar de que José Narro lo acusó sin matices de que existen “groseros indicios de una intervención del gobierno federal para orientar el resultado”.

Y Andrés Manuel López Obrador sencillamente le responde –caballero como es cuando decide serlo a pesar de la pésima fama que le hacen sus adversarios apegados a sus intereses plutocráticos y por supuesto que también sus abundantes voceros en el duopolio de la televisión y el oligopolio de la radio–, que: “Respeto mucho al doctor Narro, no comparto su punto de vista. Entiendo que su situación no es de lo mejor y no voy a hacer ningún cuestionamiento. Yo respeto”. Y remato claridoso: “No somos iguales, pero no es para contestarle al doctor Narro, sino en general, que no somos iguales, nosotros no somos hipócritas, no decimos una cosa y hacemos otra”.

Acuse de recibo

De Teresa Gil: “Ese tal (Héctor) Aguilar Camín que exige que AMLO se calle, fue uno de los apostadores y vividores hasta que se peleó con él, de Carlos Salinas de Gortari cuando éste se robó la Presidencia. Es el que nos exigía en Uno más Uno –donde se asombraba del trabajo de los reporteros porque él jamás lo fue–, que entrevistáramos al rico cafetalero, que exigía la prima noctis de las pobres trabajadoras del café, para equilibrar la nota”… Y de Pancho Canudas: “Estimado Eduardo, en tu sección Acuse de recibo, leo con pasmo y tristeza que nuestro amigo y compañero Xicoténcatl González, se nos adelantó, en ese viaje que algún día todos haremos; recuerdo con la misma tristeza el día que leí, en esta misma sección, del fallecimiento de otro miembro del Grupo (María Cristina), mi amigo Andrés de la Garza, ambos decesos me han causado desconsuelo”… Para leer en http://www.forumenlinea.com/: Un importante respiro; Ni perdón ni olvido: Justicia (Jorge Meléndez Preciado). Estadísticamente imposible; Germán, gestor de cobranzas; Por el bien de todos, cumplir la ley; “Honrado como Juárez, patriota como Juárez” (Miguel Ángel Ferrer). Rudeza innecesaria de Trump; Ahora sí, cangrejos al compás… siz, siz y saz (Gerardo Fernández Casanova). Los grandes peligros que se avecinan (José Luis Alonso Vargas)… El enlace para apoyar al portal es: http://www.forumenlinea.com/index.php/aportaciones

https://www.facebook.com/forumenlinea    [email protected]    @IbarraAguirreEd