miércoles 17 de julio de 2019 | 06:34
Columnas

¿Quién y para qué calentar un movimiento campesino en Guerrero?

@alexiabarriosg lun 17 jun 2019 13:31
Se trata de campaña que busca justificar la retención de fertilizante para los campesinos de la entidad
Se trata de campaña que busca justificar la retención de fertilizante para los campesinos de la entidad
Foto propiedad de: Internet

 

De por sí lastimado estado de Guerrero, que cuando no sufre los embates del crimen organizado, padece de los enfrentamientos de sus bases sociales, ahora tiene que sufrir una campaña mediática contra los campesinos, el cual está subiendo de nivel y podría convertirse en un serio problema no sólo para la entidad sino para el gobierno de la República.

Se trata de campaña que busca justificar la retención de fertilizante para los campesinos de la entidad, so pretexto de que el padrón estaba inflado y ahora de que los amapoleros lo utilizan para sus cultivos ilegales. Más allá de que dichas afirmaciones sean hasta cierto punto verdaderas, porque está claro que se ha estado manipulando dichas cifras del diagnóstico, la realidad es que se está generando ya un problema de estabilidad, de economía, de seguridad regional y de continuar, hasta carácter alimentario en el mediano plazo.

Hace menos de dos semanas, dicho problema llegó a las mañaneras del Presidente de la República, en donde un reportero guerrerense cuestionó este tema y comprometió al mandatario a responder al día siguiente. Ante el primer mandatario, el comunicador Luis Flores Lonuazco expuso posibles irregularidades cometidas en el programa Federal de Fertilizante Gratuito que comprometió el Ejecutivo Federal y demandó que la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, auditara al Delegado Federal en Guerrero.

El reportero acusó que se infló de 320 mil a 401 mil el número de beneficiarios del programa de fertilizante y se inflaron los costos de insumos agrícolas del mismo programa e incumplir compromisos de la federación con los campesinos, pues hasta ese momento sólo se había entregado el 30 por ciento del fertilizante a Guerrero y agregó que entre los compromisos del Presidente “estaba la entrega de semilla mejorada a los campesinos a pesar de carecer de estudios de viabilidad, falta de parcelas demostrativas” y denunció que "el precio se ha inflado hasta en un cien por ciento para la adquisición de semilla mejorada no certificada por el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas”.

"Ya estamos en las lluvias, imagínese una semilla que no está certificada, que no garantiza la germinación, se le va a poner biofertilizante y no germina, dónde queda la mano de obra, la tristeza de los productores de no ver la producción, señor Presidente le ruego que usted instruya que le informen correctamente", demandó el reportero de El Agro en Guerrero.

Aun cuando el titular de SAGARPA Víctor Villalobos informaría de la situación, quien salió al quite al día siguiente fue el coordinador federal del Programa de Fertilizante, Jorge Gage Francois, quien repitió la misma historia que el súper delegado de Guerrero y sus voceros: que 81 municipios, 56 presentan irregularidades en cuanto a la demanda de apoyos para las hectáreas y que se tenían en revisión 401 mil solicitudes para el programa.

Pero no ha pasado a más. En las últimas semanas campesinos de La Montaña, la Sierra y la Tierra Caliente han realizado bloqueos, protestas y hasta retenido funcionarios estatales y federales para exigir la entrega de fertilizante. La semana pasada, un bloque de alcaldes calentanos reclamó al delegado federal sin que éste moviera un ápice para solucionar el problema.

Este fin de semana, el gobernador Héctor Astudillo Flores, adelantó que buscará al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y a la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para tratar de agilizar el tema del Fertilizante Gratuito pues afirmó que no permitirá que el estado sea laboratorio de conflictos que antes no existían como el caso del programa del Fertilizante Gratuito que, por un manejo ineficiente, indolencia y omisión de la Federación se les fue de las manos.

"No hay que permitir por ningún motivo que Guerrero sea laboratorio de conflictos que antes no había, las experiencias son muy malas y ahí están las historias recientes, yo espero que exista reacción pronta, no la ha habido, esperamos que exista y que el Presidente la República, Andrés Manuel López Obrador finalmente les oriente y les determine que pongan su parte para resolver este problema que se vino generar desde la federación no desde Guerrero", sostuvo Astudillo Flores, quien  agregó que sólo han llegado a Guerrero 50 mil de las 140 mil toneladas de fertilizante comprometidas por la Federación.

El problema del fertilizante en Guerrero enfrenta serios problemas porque la movilización de los campesinos en la entidad está en marcha y con ello las protestas pueden llegar al centro del país y a que el riesgo crezca para una Presidencia que, por el momento, no enfrenta conflictos sociales de envergadura.

Por ahora, todo apunta que el conflicto se deriva de las nuevas reglas de operación y la falta de pericia para manejar la apertura del padrón de beneficiarios. Sin embargo, conforme pasan los días, parece que detrás de esta forma tan desaseada de manejar un programa federal tiene que ver con la calentura por la gubernatura del Estado, donde varios cuadros de MORENA creen que la merecen, que la elección estatal será un día de campo y que su partido podría repetir la inercia que viene realizando en otras entidades. Si esto es así, muy grave el asunto, porque una de las promesas de AMLO fue precisamente no utilizar los programas federales para fines electorales.