martes 23 de julio de 2019 | 07:17
Columnas

Escenas de celos en la 4T y relaciones tóxicas del presidente López Obrador

@FedericoArreola vie 14 jun 2019 13:03
“¡Ay de mí!/ Los celos que yo sentí,/ igual que espina/ que usted Andrés Manuel clavó en mí”.
“¡Ay de mí!/ Los celos que yo sentí,/ igual que espina/ que usted Andrés Manuel clavó en mí”.
Foto propiedad de: Internet


“Se despiertan celos y sentimientos. Quiero que queden claras las cosas; primero, que es mi facultad, no se autonombró Marcelo Ebrard, yo tomé la decisión (de nombrarlo al frente del plan migratorio para la frontera sur)”. Andrés Manuel López Obrador
“Cuando el hombre (aplica también a la mujer) es celoso, molesta; cuando no lo es, irrita”. Refrán popular
“El latín zelus, de donde viene en efecto celo como ardor o pasión por algo y también como apasionada sospecha e inquietud de que la persona amada ponga interés en otro es exactamente un préstamo tardío del griego ζῆλος (‘zelos’), ganas tremendas de algo, fervor, apasionamiento, ardor ansia por algo o alguien, emulación, rivalidad y también objeto de deseo”. etimologias.dechile.net

Terrible que las relaciones del presidente López Obrador con los y las integrantes de su gabinete sean “relaciones tóxicas”. Y todo por culpa de los malditos celos.

Por su propio bienestar político, esto es, para para que su equipo trabaje en verdadera armonía sin la jodencia de los celos que todo lo destruyen, Andrés Manuel tendrá que detectar a quiénes en su equipo ya les agusanó el alma la enfermedad progresiva, incurable, degenerativa y mortal de la celotipia.

Detectar a los celosos, a las celosas del gabinete y, de inmediato, despedirlos. No vale la pena que acaben con la armonía de un gobierno que necesita trabajar en perfecta unidad para lograr sus objetivos.

El presidente López Obrador debe echar a la calle a sus colaboradores que le digan más de dos veces cosas como las siguientes:

(Expresiones tomadas de Cultura Colectiva)

1.- “¿Por qué no me contesta si está en línea, señor presidente? ¿Me va a negar que hablaba usted con Ebrard?”.

2.- “¿Por qué va usted al baño con el celular? ¿No quiere que lo escuchemos hacer planes con Marcelo?”.

3.- “Ya sé que dijo en la mañanera que se iba de gira, señor presidente, pero ¿me podría enviar su ubicación por Whats App? ¿O intenta ocultar que antes de ir al aeropuerto visitó la cancillería?”.

5.- “Mire, presidente, si no tiene nada que ocultar, deme todas sus contraseñas. ¿Le preocupa que vea sus chats con el secretario de Relaciones Exteriores?”.

6.- ·Señor presidente, ¿quién le manda WhatsApp a esta hora? ¿Tanta confianza le da usted a Marcelo?”.

7.- “No desconfío de usted, presidente López Obrador. ¡Desconfío de Marcelo!”.

8.- “Nadie, menos aún el estirado de Ebrard, lo va a querer tanto como yo”.

9.- “Si no me quiere usted, presidente, me mato”.

10.- “¡Ay de mí!/ Los celos que yo sentí,/ igual que espina/ que usted Andrés Manuel clavó en mí”.