martes 25 de junio de 2019 | 10:10
Columnas

Pésimos administradores

@fer10Torres vie 24 may 2019 05:01
Puede ser que todo haya sido por desaparecer la corrupción. Pero diría Beatriz Gutiérrez: #AsíNo.
Puede ser que todo haya sido por desaparecer la corrupción. Pero diría Beatriz Gutiérrez: #AsíNo.
Foto propiedad de: internet

 

Desabasto de gasolina y combustibles en todo el país, de energía eléctrica en la península de Yucatán, “falta” de manuales contra la contingencia ambiental en la Ciudad de México, de medicinas, insumos médicos en todo el país y, próximamente, de libros de texto.

Cuando se trata del desabasto de un producto, puede ser error. Ya en dos sectores, un tipo de “comploj”. Pero cuando sucede con diversos servicios/productos en que el Estado es el proveedor, el único a quien se debe señalar es al administrador público de dichos bienes. No hay más.

Huachicol

La crisis del combustible se afrontó diciendo que era una guerra frontal y sin fisuras contra el huachicol. A los ciudadanos se nos pidió paciencia en la lucha y gustosos participamos en ello. Solo para descubrir que no hubo culpables, ni indiciados y, menos aún, prófugos. También supimos que se debió a una mala planeación y por no tener las reservas suficientes de combustible. Lo peor, nos enteramos por un diario extranjero. 

Lo execrable: la 1ª crisis del actual gobierno se debió a la mala planeación de quienes deberían conocer y mantener las reservas de combustibles. En lugar de cuestionar la labor de Rocío Nahle y el Ing. Octavio, el presidente les fortaleció.

Medicinas

En estos momentos, el desabasto de medicamentos en todo el sector salud no se debe al “hampa del periodismo” como comentó el presidente López Obrador. Se debe a que en enero se frenaron todas las importaciones de medicamentos, de sustancias activas y se paró la compra de medicinas de bastantes laboratorios de nuestro país.

Meses antes de la renuncia de Germán Martínez al IMSS, en el sector salud (público y privado) se mencionaba que de no abrirse las licitaciones y tomar medidas se afrontaría un desabasto generalizado de medicinas.

No, nadie comentó que ya habría más de 10 mil despidos en el sector salud, como señala el sindicato de burócratas. Ni más de 2 mil 300 millones (2,300,000,000) de pesos retenidos a diferentes hospitales públicos. Tampoco que se redujo el presupuesto para medicamentos contra el cáncer de mama de 60 millones a menos de 4 millones de pesos.

En lugar de llamar al secretario de Hacienda a cuentas por la pésima intromisión, le fortaleció.

Libros de texto

Porque era su compadre o porque ya era tarde para imprimirlos, no hay forma que para el inicio del ciclo escolar 2019/2020 estén listos en las escuelas los libros de texto gratuito. ¿A quién se culpará? Si con las medicinas fue a la prensa, con este tipo de “prensas” ¿será a los médicos?

Pésimos administradores

Puede ser que todo haya sido por desaparecer la corrupción. Pero diría Beatriz Gutiérrez: #AsíNo. Cuando se emprende una acción de la magnitud de desterrar la corrupción, se tienen al menos planes y estrategias en marcha para que la población pueda continuar con su vida de forma regular. Exactamente lo mismo se le recrimina a Felipe Calderón por haber iniciado la guerra contra el narcotráfico. ¿Había creado una “red” económica alterna para las poblaciones que iban a ser afectadas por la embestida contra ese mal? No.

Hoy también, para que el país no se frene de golpe, ni sufra las penurias que pudieron haberse evitado, se requieren buenos administradores públicos. En vista de los éxitos NO obtenidos, es evidente la 4T no cuenta con ellos. Y el costo sigue elevándose. 

En las empresas de primer mundo, con las primeras pérdidas se despide al administrador. En este país, como se trata de él mismo, Andrés Manuel se fortalece.