jueves 20 de junio de 2019 | 09:19
Columnas

“1994” El documental de Netflix y la 4T

@diaz_manuel mar 21 may 2019 12:37
¿Por qué buscar, después de 25 años, reivindicar el cambio que entonces propuso Luis Donaldo?
¿Por qué buscar, después de 25 años, reivindicar el cambio que entonces propuso Luis Donaldo?
Foto propiedad de: Internet

El principal responsable de transformar la comercialización del cine y de revolucionar la televisión en el mundo, este 2019 produjo en exclusiva, una serie de nueve capítulos en la que combina hechos y ficción y más recientemente, un documental sobre el caso Colosio, que resulta, por decir lo menos, interesante, ya que está narrado por muchos de los hombres que protagonizaron la vida política entre los años de 1993-1994.

 

Los protagonistas 

 

En el documental de Diego Osornio, titulado “1994” participaron Carlos Salinas de Gortari ex presidente de México, Carlos Rojas Gutiérrez ex subsecretario de SEDESOL y frustrado coordinador de campaña de Colosio, así como otros ex colaboradores del candidato asesinado como Agustín Basave, Alfonso Durazo, Mario Luis Fuentes, Marcelo Ebrard, Esteban Moctezuma y hasta el subcomandante Marcos entre otros, cuenta además con el testimonio de un verdadero amigo de Luis Donaldo, Federico Arreola.

 

Tres preguntas: 

 ¿Por qué tanta importancia sobre el legado de Colosio? ¿Por qué buscar, después de 25 años, reivindicar el cambio que entonces propuso Luis Donaldo? ¿Por qué algunos de los entrevistados mantienen su rechazo hacia Zedillo?

 

Los de entonces sin la 4T de hoy 

 

Es importante señalar que muchos de los que participaron en el documental y que fueron actores trascendentales en aquel México de hace 25 años, hoy son pieza clave de la 4T, tal es el caso de Alfonso Durazo, actual secretario de Seguridad, Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores, Esteban Moctezuma, Secretario de Educación, Agustín Basave pieza clave en la destrucción del PRD y en hacer que las bases de ese partido pasaran a Morena durante la campaña de 2018, Carlos Salinas de Gortari, el sparring predilecto de AMLO y recoge también las impresiones de un verdadero amigo de Colosio, Federico Arreola y hasta de opositores como Ernesto Ruffo y Diego Fernández de Cevallos.  

 

Los mensajes políticos 

 

El documental está lleno de mensajes políticos encriptados con destinatarios muy directos. Se podría incluso pensar que aquel escenario sórdido de 1994 se esté reactivando nuevamente en este 2019. Tal parece que las heridas de hace 25 años no han sanado, no han cerrado.

En todo esto, hay que recordar los elementos esenciales de lo que representaba la propuesta de Colosio para México: Transformación de la vida política de México, la idea de democratizar al país, empezando por el PRI y de ahí llevar “bienestar” a las familias mexicanas.

En el documental, Agustín Basave recuerda que Colosio le comentó que para lograr el cambio democrático el PRI, incluso, tendría que perder y reconocer su derrota. Entonces sucedió, como se menciona en el documental, que Colosio en su calidad de presidente del PRI reconoció la derrota de su partido en Baja California.

En 1993, luego de ser nominado como candidato, Federico Arreola recuerda que le dijo a Colosio que no estaba muy contento por el “dedazo” y que el PRI tendría que cambiar, para erradicar la forma de designar al candidato.

Luis Donaldo Colosio, a pesar de ser un hombre muy afable, rodeado de mucha gente tenía muy pocos amigos verdaderos, entre ellos, Federico Arreola, Ernesto Zedillo y Liébano Sáenz.

La transformación y la traición a Colosio 

A final de cuentas, el cambio transformador que proponía Luis Donaldo Colosio fue retomado íntegramente por Ernesto Zedillo, su sucesor en la candidatura y luego presidente

 

Sin embargo, algo que no se entiende hasta ahora, es por qué aquellos que decían ser amigos de Luis Donaldo y que se suponía coincidían y apoyaban el proyecto de transformación democrática, nunca apoyaron a Ernesto Zedillo quien realmente, hasta donde pudo, impulsó el proyecto de democratizar al PRI y a la nación, buscó la seguridad y el bienestar de las familias mexicanas, así lo probó recientemente Liébano Sáenz, al dar a conocer dos videos promocionales de la campaña de Colosio donde reafirmara su compromiso.

 

El cambio de Zedillo

 

Durante su campaña y como presidente, Zedillo acuñó la frase de la “sana distancia” entre el gobierno y el PRI, también reiteraba lo que mucho machacó Colosio, que el PRI tenía que transformarse y prepararse para la competencia democrática.

Como presidente, lo hizo realidad, a medias, cuando promovió la reforma política que todos demandaban, dotó al IFE de autonomía, con el propósito de sacar las manos del gobierno de los procesos electorales y fue el único que enfrentó abiertamente a Carlos Salinas, al encarcelar por diversos delitos al llamado “hermano incómodo”, además, por primera vez, el candidato priista, para la elección del 2000 fue electo a través de un proceso democrático, mismo que el propio candidato electo desdeñó.

Por todo ello, los priistas y los que se llamaban colosistas acusaron a Zedillo de traidor, de entregar el gobierno a la oposición y casualmente muchos de ellos se pasaron a la oposición.

 

El reciclaje de AMLO

Para el actual presidente de México, es fácil cuestionar a los dos gobiernos del PAN, Vicente Fox y Felipe Calderón, e incluso el de Carlos Salinas, pero, el discurso ideológico de la transformación de la nación y muchos de los conceptos que utiliza actualmente AMLO sobre el cambio democrático, la seguridad y el bienestar, se los tiene que disputar al presidente Zedillo y luego demostrar que efectivamente se hacen y se ponen en práctica.

 

Salinas y AMLO

La pregunta que queda en el aire es si la administración de AMLO servirá para sanar las heridas que provocó Salinas quien, al parecer, nunca estuvo de acuerdo con el proyecto trasformador de Colosio y Zedillo, o simplemente se está reabriendo la disputa por el poder que marcó el fin de la presidencia de Carlos Salinas de Gortari.

El documental de Nexflix está lleno de señales encriptadas de unos y otros protagonistas, pero en realidad, solo ellos sabrán a qué se refieren.