jueves 20 de junio de 2019 | 09:13
Columnas

Poniendo orden

@dect1608 lun 20 may 2019 10:35
Las calandrias son tiradas por caballos y este medio de transporte se usa desde la época colonial, tiene sus orígenes en Europa y era utilizado por los meridanos acaudalados hasta fines del siglo XIX.
Las calandrias son tiradas por caballos y este medio de transporte se usa desde la época colonial, tiene sus orígenes en Europa y era utilizado por los meridanos acaudalados hasta fines del siglo XIX.
Foto propiedad de: Internet

Se desvalorizó tanto un “te amo”, que el “te quiero” o ese despiadadamente honesto “te aprecio”, suelen tener más valor en las relaciones interpersonales. La palabra “amigo”, como el mismo uso del Twitter están igual de desvalorizados en la actualidad; así que te recomiendo valorar aquel que de frente te voltea los ojos y tuerce la boca, esa es una persona verdaderamente honesta. 

Era todavía el año 2010 cuando Twitter comenzó a tomar fuerza en México, al menos en la región noreste del país apenas se comenzaba a utilizar, algunos infieles le tenían miedo, pues dijeron existe poca probabilidad de controlar los mensajes que te mandan, o las respuestas a tus publicaciones; en fin, unos cuantos se aventuraban a utilizar la plataforma digital que comenzó a conectar ciudadanos de a pie con gobernantes, jefes políticos, artistas, músicos y hasta deportistas. Sí, era una maravilla elegir a quién seguir y traspasar fronteras.

Pero hoy se dedican más a reventar, criticar, denostar o simplemente agredir bajo una escritura de 280 caracteres, pocas veces podrás encontrar algo completamente nuevo, un par de mensajes que atraigan la atención y te atrapen sin soltarte hasta ir más a fondo.

Resulta que en días pasados, para ser exactos el ocho de mayo, me encontré con un educado reclamo de la usuaria @Emma_Ale al político @RenanBarrera; propiamente, dicho personaje es el alcalde de Mérida, una de las ciudades más bellas de México, Emma en tono de pregunta lo exhortó a combatir la crueldad animal cuestionando si consideraba justo que los caballos que jalan las típicas calandrias estuvieran bajo el sol de 40 grados, ¡hay que hacer algo!, remató en el mensaje.

Sin duda me atrapó el reclamo, primero que nada  porque a veces me invento que hay más personas preocupadas por los animales, que por el mismo planeta u otros seres humanos sobrevivientes a la hambruna y la pobreza; el asunto es que el alcalde Barrera, respondió el tuit de Emma, y no solo eso, se comunicaron vía Mensaje Directo para darle seguimiento puntual al tema de la “crueldad animal”, un activismo que me agradó sin duda alguna y alcanzó una respuesta de algún mexicano por New York.

La Ciudad de Mérida, definitivamente, es increíble en todos los aspectos:  gastronómicos, turísticos, culturales, hay mucho por hacer y conocer en este blanco rincón de México, precisamente de lo más destacado es su clima, la sensación térmica ha llegado a alcanzar los 52 grados centígrados y los paseos en calandrias son para los ambientalistas, como la tuitera Emma, deben ser un tema de interés primordial en la política pública, no sólo de Yucatán sino para todos los gobernadores del país y el resto del mundo.

Que el Dios del internet ojalá pronto regrese la paz a Twitter, haga más alcaldes, diputados, políticos y gobernantes que interactúen con los usuarios, siempre que éstos sean propositivos u observadores, guardando siempre el debido respeto.