jueves 20 de junio de 2019 | 09:18
Columnas

Keith Raniere se deslinda de Salinas

@RafaelTonatiuh lun 20 may 2019 15:10
Quiero dejar asentado que yo soy depravado, pero honrado.
Quiero dejar asentado que yo soy depravado, pero honrado.
Foto propiedad de: Internet

 

Keith Raniere, líder de la secta sexual Nxivm (dedicada a esclavizar mujeres y explotarlas sexualmente) actualmente está siendo enjuiciado. La secta (disfrazada de empresa de autoayuda y empoderamiento de las mujeres), cobró notoriedad porque, entre sus adeptas, se encontró a la actriz de “Smallville”, Allison Mack. El fiscal Moira Kim Penza, reveló que su principal socio y cómplice en México, es Emiliano Salinas Occelli (hijo del expresidente  Carlos Salinas de Gortari). Al respecto, Raniere nos mandó la siguiente carta aclaratoria (aparentemente, bajo los efectos de la lujuria):

Depravados del Mundo:

Cunde por ahí una nota informativa, asegurando que Emiliano Salinas, además de ser nuestro principal socio y promotor en México, creó cuentas de correo para desacreditar a los enemigos de Nxivm.

También se dice por ahí, que se relaciona con nosotros Cecilia Salinas Occielli (propietaria de la escuela Raimbow Cultural Garden y oficiante de nuestra filial: Dominant Over Submissive, a la que también pertenece Rosa Laura Junco, hija del principal directivo de Grupo Reforma).

Honestamente, no sé de dónde sacaron esos chismes (probablemente de un portal de Brozo, Denise Dresser o “el ticher” Dóriga), pues yo no conozco ni de cerca a ningún Salinas.

Así como algunas personas comienzan poniendo en duda los noticieros de Televisa y terminan hablando mal del América, se puede comenzar vinculándome con la familia Salinas, para terminar vinculándome en el asesinato de Colosio (y diversas raterías).

Quiero dejar asentado que yo soy depravado, pero honrado. Mi ramo es la esclavitud sexual, el secuestro de mujeres, el trabajo sexual forzado; la trata, pues. Nada que ver con los crímenes salinistas.

Únicamente simpatizo con los priístas Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre (junto con su bellísima feligresa Laura Aranza González Alvite, la que pidió el sacrificio del Peje) y con Mario Marín y Kamel Nacif (a quienes tengo escondidos en los sótanos de mi casa).

Aprovecho para desmentir los rumores de que solicité el Teatro de Bellas Artes, para oficiar una misa para invocar al Chupacabras, con música de Carmina Burana.

Gracias. Que ustedes la pasen depravadamente bien.

Atentamente

Keith Raniere

Orgasmo efectivo, no reelección.