martes 21 de mayo de 2019 | 12:54
Columnas

Por una política ambiental sustentable

@olgaRomeroGC mar 14 may 2019 12:12
El desarrollo sustentable es una condición necesaria para la supervivencia de la nación.
El desarrollo sustentable es una condición necesaria para la supervivencia de la nación.
Foto propiedad de: Internet

El cuidado del medio ambiente es el principio sobre el cual la sociedad debe organizar sus actividades para satisfacer sus necesidades del presente, sin comprometer la posibilidad de que las generaciones futuras puedan atender las suyas. La naturaleza es el sustento y la base de la vida, pero cuando el hombre explota los recursos naturales por encima de la capacidad de la misma de reponerlos, éstos terminan por agotarse, poniendo en riesgo el bienestar y, en última instancia, la sobrevivencia de las futuras generaciones. El medio ambiente está en el peor momento de toda la historia de la humanidad y hay un millón de especies en peligro de extinción según informe de la ONU. En diferentes partes del país hemos visto las consecuencias en los últimos días.

El desarrollo sustentable es una condición necesaria para la supervivencia de la nación. El gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador es consciente de la función que el Estado debe realizar para establecer mecanismos efectivos de preservación del ambiente y recursos naturales, sin comprometer el desarrollo económico y el bienestar humano. Los retos ambientales que enfrentamos son tan grandes que pueden, en última instancia, llegar a poner en riesgo la gobernabilidad del país, así como la calidad de vida presente y futura de la población. 

Se propone superar modelos de desarrollo caducos que no han podido resolver la desigualdad económica y social y que sí han agravado los problemas ambientales al generar mayor pobreza, explosión demográfica y sobrexplotación de recursos. 

Esto debe contribuir a instalar ya como tema de seguridad nacional el cambio climático; la contaminación del suelo, aire y agua potable; la pérdida de diversidad, con su destrucción de hábitats y especies; la deforestación y desertificación; la contaminación de ríos, mares y océanos; y el aumento y manejo inadecuado de residuos sólidos y peligrosos en los asentamientos humanos. 

Mi propuesta es que, con un concurso de empresas, organizaciones y ciudadanos, instrumentar, a nivel nacional y de manera efectiva, políticas de Estado que compatibilicen el quehacer económico y el desarrollo social con la sustentabilidad ambiental.

Hay que cumplir y hacer cumplir el cuidado y la sostenibilidad de nuestro medio ambiente. Es derecho de todos tener un ambiente sano; y es una responsabilidad de todos asegurar su sustentabilidad para las próximas generaciones. Estas acciones deben ser atendidas desde ahora, con urgencia y talento.

México debe participar de una manera más activa en los organismos multilaterales con el objeto de coadyuvar en la reglamentación y afinación de políticas globales que tengan como fin el combate al calentamiento global y la preservación de un mundo más ecológico.  Para avanzar en este sentido, es necesario actualizar el marco legal e institucional para el cumplimiento de los compromisos internacionales que hemos asumido, así como el diseño de políticas públicas y compromisos con los sectores privado y social que permitan integrar los objetivos ambientales, sociales y económicos del país.