sábado 25 de mayo de 2019 | 11:22
Columnas

La metáfora del rompecabezas

@dect1608 mar 23 abr 2019 13:35
Foto propiedad de: Internet

 

“Ningún rompecabezas se arma con piezas iguales”, una frase que nació quién sabe dónde, pero leí recientemente en un meme, era Charlie Brown quien se apoderaba de este pensamiento que según describe, qué es el amor de manera sencilla.

 

Ojalá el mismo Charlie, famosísimo por todo el mundo junto su amigo Snoopy, y Woodstock, describiera de manera tan fácil a los mexicanos, que para salir adelante de la mejor manera, debemos hacerlo en unidad, respetando la ideología, pensamiento y opiniones de terceros; pero no, en verdad no creo que Charlie Brown esté pensando en arreglarle la vida a los mexicanos, quienes aprovechan su tiempo para dividirse desde cualquiera de sus trincheras.

 

Pero entonces, si no es Charlie y su pandilla; Mickey Mouse, ¿podrá hacer algo por los mexicanos? Quizás… veamos.

 

Magic Kingdom, es el parque temático más famoso de Walt Disney World Resort, y ¿qué crees?, no está precisamente en Orlando; en realidad se encuentra ubicado en Lake Buena Vista, Florida, sí, muy cerca de Orlando, es más, puedes llegar a Disney World desde Kissimmee, una “pequeña” ciudad al sur de Orlando que se da a conocer al mundo entero precisamente por la magia de los parques, como dato secundario, la estrategia política turística y de mercadotecnia que promueve el ahora alcalde José A. Álvarez, detalla la cercanía que tiene su ciudad con el lago Tohopekaliga, su turismo ecológico, de pesca y recreación.

 

Tan fácil como Charlie, habló del amor en esa frase “Ningún rompecabezas se arma con piezas iguales”, así de sencillo los mayors de las ciudades que integran el Condado de Orange en Florida, aprovechan sus fortalezas para generar un dinamismo que sume, que fortalezca, incluso sin importar que la ascendencia de los alcaldes sea latinoamericana, de centro, sur o incluso de la isla de Cuba, nada de eso les importa pues lo que pretenden es siempre promover, impulsar, aprovechar y sacarle el mejor de los dividendos a todos y cada uno de los personajes de Walt Disney.

 

Bueno, pues algo similar deberían hacer los funcionarios y jefes políticos de Tamaulipas inmiscuidos en el turismo de la localidad, porque aquí cuando se tiene para ser referente nacional e internacional, están extasiados y satisfechos con el poco más de un millón de turistas que llegan año con año al sur de la entidad, donde se encuentra la Playa de Miramar, sitio turístico que desde hace ya muchos años es el destino playero preferido de los regiomontanos, connacionales a los que agradecemos su preferencia, pero en realidad, si tuviéramos verdaderos administradores turísticos en el sur de Tamaulipas, otro portentoso escenario sería.

Es más, me atrevo a decir que bien organizados, con proyectos ordenados, sin divisiones, y con un alto nivel de política turística, Tamaulipas tendría en el turismo un gran generador de divisas después de la industria energética, porque hoy celebramos maravillados los poco más de 2 millones 463 mil personas que visitaron los principales destinos turísticos de esta grandiosa entidad; pero es una lástima que no entiendan que ningún rompecabezas se arma con piezas iguales.