sábado 25 de mayo de 2019 | 11:20
Columnas

Entre Veredas. Antagonismos

@entre_veredas lun 22 abr 2019 14:49
Foto propiedad de: Marco Lizárraga

 

 

“A falta de perdón, deja venir el olvido”, Alfred de Musset

NUMERALIA

Sin justificación. El problema de la inseguridad en el país está rebasando a las autoridades, que todavía se la pasan señalando al pasado de lo que está ocurriendo en el presente, es lamentable, que en la época de la Cuarta Transformación  las cosas no resulten como deben de ser.

Hace falta estrategia, el gobierno federal está esperanzado a que llegue la Guardia Nacional para poder comenzar a dar los resultados que necesita, pero ante la falta de experiencia en temas importantes como las estrategias para combatirlas, están echando culpas.

Ya el gobierno de Andrés Manuel López Obrador prometió en campaña, cambios instantáneos, bajar la gasolina, combatir la inseguridad, igualdad social, transparencia, y en esto ha quedado a deber bastante.

Primero le echó la culpa a los gobiernos del PRI y del PAN, y se la pasó los primeros tres meses haciendo y deshaciendo con los comentarios y supuestas investigaciones de corruptelas y contratos leoninos de los gobiernos pasados.

Es decir, que durante varios meses, se tuvo que apoyar con la estructura de los gobiernos estatales y municipales del PAN y del PRI, para poder operar algunos de los programas federales que se aplicarían.

Los famosos super delegados impuestos por el presidente simplemente están como estatuas ante las necesidades que hay en cada municipio, además que las campañas que realizan los de la Secretaría del Bienestar en el censo violan la ley usando el nombre del presidente de México.

La cuestión es que ahora, el gobierno federal parece que sólo reparte la culpa pero no asume que realmente ahora le corresponde, no se está limpiando un “cochinero” al contrario las cosas van de mal en peor.

Los números son fríos, alejados de cualquier corazón político, el primer trimestre arroja cifras que en otros tiempos si hubiera sido el PRI o el PAN, el “pueblo” estuviera pidiendo la cabeza del presidente en turno.

Pero algo pasa, la cifra es alarmante casi un 10 por ciento más que en 2018, una cifra que no es nada honrosa para la expectativa tan alta que mantuvo el presidente de México como candidato por los pasados cinco lustros.

Las cifras que tenemos, son del mismo  Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública donde se señala que de enero a marzo ocho mil 737 personas fueron asesinadas en todo el país, teniendo enero y marzo dos mil 931 homicidios cada uno, y febrero dos mil 875.

Si comparamos las mismas cifras, del primer trimestre de 2018 hubo siete mil 958 asesinatos que sirvieron para asegurar en su momento que era el inicio más violento de la historia de México.

En esta lista, Guanajuato lidera como el estado con más víctimas  con 947, en segundo lugar  el Estado de México con 769; Baja California con 647; Jalisco con 720; Chihuahua con 568 y la Ciudad de México con 447.

Estas cifras no se justifican diciendo que el gobierno pasado es el culpable, ya es gobierno de AMLO, y esto demuestra lo que durante toda la campaña se estuvo diciendo de López Obrador que no tendría la experiencia para poder desarrollar al país, como se debería.

Pero bueno, en algún momento las cosas se pondrán más difíciles. Y al igual que AMLO en su tiempo, alguna persona político o empresario, por el caso de Minatitlán, Veracruz, pedirá su renuncia.

Usando la lógica, y aplicando la culpa, en los tiempos de EPN con la muerte de Ayotzinapa se le echó la culpa al gobierno federal por la muerte de esos estudiantes, hoy lo lógico sería que se le reclamara a AMLO por la muerte de inocentes en Veracruz.

Así sería, o ¿no?

OPERATIVO SEMANA SANTA

Será hoy cuando se den a conocer los resultados de la Semana Santa por parte del gobierno estatal con la información que se proporcione por parte de los municipios en este periodo vacacional.

En esta ocasión el gobernador del estado Quirino Ordaz Coppel estuvo coordinando de manera personal del operativo, en conjunto con la Secretaría General de Gobierno, a cargo de Gonzalo Gómez Flores y la Secretaría de Seguridad Pública de Cristóbal Castañeda.

En esta Semana Santa se observaron imprudencias viales por parte de muchos vacacionistas, así como no seguir las instrucciones, hubo rescates, personas ahogadas en todo el estado, pero aún así los resultados son positivos.

El mandatario, se observó en  las playas de Culiacán y Navolato, Angostura, Guasave y Ahome, Elota,San Ignacio, Mazatlán y El Rosario donde convivió con la gente y degustó acompañado de su esposa Rosy Fuentes de Ordaz, los platillos de la región.

Pero fue más allá, manejó sobre las dunas  en Navolato, nadó en mar abierto en Mazatlán  y hasta jugó un encuentro de voleibol playero en Ahome, una nueva modalidad también participó en el programa de Playa Limpia.

Hay situaciones que no se pueden manejar, como controlar a miles de personas en los balnearios, pero pese a ello en conjunto con las autoridades municipales se lograron reducir los incidentes.

Hay la certeza que el operativo la coordinación que hubo con el subsecretario de gobierno Marco Antonio Osuna Moreno y su equipo de trabajo se lograron tener resultados positivos en esta Semana Santa.