sábado 20 de julio de 2019 | 07:37
Columnas

Amílcar, cero y van varias, AMLO lo vuelve a regañar

@jlca007 mar 26 mar 2019 00:44
Con la llegada de López Obrador y la Cuarta Transformación, la promesa de que las condiciones mejorarían les dio un poco de esperanza
Con la llegada de López Obrador y la Cuarta Transformación, la promesa de que las condiciones mejorarían les dio un poco de esperanza
Foto propiedad de: Internet

 

Aumentan las quejas de los pobladores de las zonas más marginadas de Guerrero por la falta de atención del superdelegado, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros. Los cuestionamientos son cada vez más ruidosos, tanto que ya llegaron a oídos del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien aprovechó su última visita en la entidad para dar algunos jalones de oreja.

Guerrero es uno de los estados más pobres del país, pero las condiciones son todavía más adversas para los habitantes de la sierra, en donde el narcotráfico ha encontrado literalmente tierra de cultivo para la amapola, aquejados por la pobreza y las amenazas, los campesinos de la región no han tenido otra opción que ceder.

Con la llegada de López Obrador y la Cuarta Transformación, la promesa de que las condiciones mejorarían les dio un poco de esperanza, no obstante, a los rincones de la sierra de Guerrero no han llegado quienes se dedican a levantar los censos del bienestar, menos aún los apoyos económicos tan esperados, es por ello que aprovechan cada visita de AMLO para expresarle sus críticas.

El integrante del Comité Técnico de la Comisión Especial de la Regionalización de la Sierra del Estado de Guerrero para la Armonía y Desarrollo de sus Pueblos, Pedro Quiroz Basurto reprochó la falta de atención que han tenido del delegado federal Pablo Amílcar Sandoval quien, aseguró, “no quiere nada con la sierra”.

 

Reconoció que existe preocupación porque debido al bajo costo de la siembra de amapola ya no pueden ni decir que son productores, pues ya no cuentan ni con ese ingreso. También habló de la falta de atención médica, caminos y del problema de inseguridad que permea en la zona, y no ven avances.

 

La semana pasada, López Obrador estuvo en el estado de Guerrero debido a la Convención Bancaria, fiel a su política, luego de atender a los banqueros, tuvo actividades de corte social y puso en marcha el programa de las cien ciudades que presentan mayor índice de marginación urbana, en el deportivo “Jorge Campos” de Ciudad Renacimiento.

 

Pero al arribar al lugar y luego de observar un gran número de protestas hacia el Gobierno Federal y después de preguntarle a la gente si conocían los distintos programas de su gobierno, López Obrador, expuso el deficiente trabajo de su coordinador estatal Pablo Amílcar Sandoval, así como de los coordinadores distritales y les advirtió: "Pónganse las pilas", pues afirmó que a veces se desespera que no se informe al pueblo de los programas sociales.

Y es que el mandatario les cuestionó a los asistentes si conocían el programa y ellos a una sola voz respondieron que no, por lo que, en tono molesto, reclamó, "que se pongan las pilas, a trabajar para aplicar estos programas".

 

Quien también recibió el reproche por su trabajo fue la alcaldesa morenista de Acapulco, Adela Román Ocampo, quien desató reclamos y rechiflas por parte de los asistentes quienes alegaban: "Fuera, fuera, fuera Adela", además de diversas pancartas que portaban acapulqueños y que exigían su salida como Presidenta Municipal.

 

Todo parece indicar que le va muy mal al hermano de la titular de la Secretaría de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, quien a su vez es esposa del aspirante a rector de la UNAM, el ultra radicar John Ackerman.

 

EN TIEMPO REAL

1.- El gobierno de López Obrador heredó más de 40 mil personas desaparecidas y 26 mil cuerpos que permanecen en los servicios médicos forenses del país sin identificar, que ya son buscadas e identificadas para responder a las demandas de verdad y justicia de la población, afirmó Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración.

Lo anterior durante la Reinstalación del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, lo que no dijo, es que ha enfrentado resistencia por algunos gobiernos estatales, en donde la situación es en verdad preocupante como Jalisco y Veracruz, y no por falta de voluntad política, más bien por el exceso de trabajo y la escasez de recursos.

2.- Una filtración de la pifia que semanas antes había cometido el presidente Andrés Manuel López Obrador, lo obligó a reconocer públicamente, que había solicitado mediante una carta, una disculpa al rey de España, Felipe González por la conquista de México que ocurrió ¡hace 500 años!

La solicitud supuestamente se realizó en el marco de la vista del presidente español Pedro Sánchez a México, misma que fue filtrada al diario El País, lo cual derivó en una improvisada declaración de AMLO mediante un video, en donde aparece acompañado de su esposa.

La ocurrencia del presidente provocó la risa tanto de sus seguidores como de los detractores, algunos muy fieles incluso lo catalogan como vergonzoso.

 

 

 

 

3.- El #MeToo resurgido y a la mexicana que se desató el fin de semana, ya está salpicando a algunos miembros de la Cuarta Transformación.

 

Mediante denuncias anónimas han acusado al historiador y académico universitario, Pedro Salmerón Sanginés, titular del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México.

 

También saltó el nombre del periodista Enrique Galván Ochoa, uno de los encargados de la redacción de la Constitución Moral.

 

Y llamó la atención, el del ex activista y ahora funcionario de la Secretaría de la Función Pública, Jesús Robles Maloof.