sábado 20 de julio de 2019 | 07:33
Columnas

¿Netflix contra Luis Donaldo?

@ruizjosejaime lun 25 mar 2019 12:00
En la serie de Colosio hubo un mal casting y los personajes son inverosímiles.
En la serie de Colosio hubo un mal casting y los personajes son inverosímiles.
Foto propiedad de: Internet

 

¿Netflix contra Luis Donaldo? No sé, no lo creo, aunque Netflix aprovecha muy bien su mercadotecnia y los aniversarios luctuosos. Ahora le tocó a Luis Donaldo Colosio Murrieta. Tampoco sé si finalmente, con el último episodio, la serie se compone o recompone. Crítica sesgada, sólo vi dos capítulos: me aburrió. Sobre todo porque cometí el error de ver antes Vice que desentraña la vida política y familiar de Dick Cheney.

Tal vez asistí pretenciosamente a “Historia de un crimen: Colosio”. No deseo hacer una crítica comparada, sólo algunos rasgos.

En Vice Christian Bale (ganador del Globo de Oro) es Dick Cheney, Amy Adams es Lynne Cheney, Steve Carell es Donald Rumsfeld, Sam Rockwell, un espléndido George W. Bush, LisaGay

Hamilton es Condoleeza Rice y Tyler Perry es Colin Powell. No sólo la interpretación, excelente en todos, también el maquillaje, por eso Greg Cannon, Kate Biscoe, Patricia DeHaney ganaron el Oscar en esa categoría.

En la serie de Colosio hubo un mal casting y los personajes son inverosímiles. No se trata de la “valentía” de Netflix por señalar el complot  de Estado en contra de Luis Donaldo, eso ya existe desde hace 25 años en el imaginario colectivo.

Aunque no está comprobado, los mexicanos sabemos que eso fue un crimen de Estado.

Los personajes son débiles, falló el casting. Jorge A. Giménez interpreta a un Colosio inverosímil; el rasgo corporal más pronunciado de Carlos Salinas de Gortari son sus ojos. Cito de memoria a Julio Scherer: sus ojos no miran, escudriñan. Vicente Leñero escribió: “sus ojos se convirtieron de pronto en alfileres”. Ese rasgo, el ineludible, está ausente en la serie de Netflix con el actor Ari Brickman.

De lo demás mejor ni escribo. Ni tengo ganas ni he visto, ni veré, la serie completa. Creo que fue una apuesta fallida, pero quienes se la chuten entera tal vez me reconvengan. Luis Donaldo Colosio Riojas: “De forma muy respetuosa pido que no se convierta esto en un giro morboso, pido que se tome el suceso con una mente abierta, como lo que es, una serie de ficción basada en hechos reales”.

Hoy en su mañanera el presidente Andrés Manuel López

Obrador expuso que no había que agotar ninguna posibilidad de investigación, no cerrar el caso, expedientes abiertos, ese crimen deleznable debe ser aclarado, no debe olvidarse, le entregarán un dictamen, quiere esclarecer los hechos pero, pero todo esto sujeto a ver qué procede legalmente. Palabrería pura, blablablá.

Para el Estado mexicano, incluyendo el de la Cuarta Transformación, los cadáveres deben de permanecer en el armario.