jueves 25 de abril de 2019 | 04:00
Columnas

"Ya no soy útil"

@dect1608 dom 24 mar 2019 21:17
Llevo días sin poder dormir tratando de entender a Ricardo Monreal
Llevo días sin poder dormir tratando de entender a Ricardo Monreal
Foto propiedad de: Internet

Desde que Claudia Sheinbaum fue elegida como coordinadora de organización de Morena en la Ciudad de México, el actual Senador Ricardo Monreal Ávila, ya no fue “útil” para el partido fundado junto a su líder moral, Andrés Manuel López Obrador. Yeidckol Polevnsky, se lo sigue echando en cara mientras que Sheinbaum, fue ungida candidata y luego jefa política de la CDMX.

El conflicto no es nada nuevo, incluso el zacatecano experto en comer porquería sin hacer gestos, desde antes de que iniciara la gestión del nuevo Gobierno Federal, ya alimentaba el “run, run”, de que si el presidente quería que Monreal Ávila, dejara de ser el Coordinador del Senado, lo dejaría de ser, “la piedrita en el zapato”, le decían desde entonces, incluso antes de la campaña.

Los jaloneos entre la dirigencia nacional de Morena y el ahora Coordinador en el Senado, fueron tales que complicaron la elección de candidatos para la primeras elecciones locales de Morena ya como partido dominante del trono presidencial, incluso en entidades como Tamaulipas, la Comisión de Elecciones tuvo que tumbar a los cuadros ya asignados como prospectos, pero eso no lo fue todo, recientemente Ricardo Monreal, aseveró que “está dedicando todo su tiempo a las tareas del Congreso”, y no solo eso, dijo además que no opinará, ni se relacionará con asuntos partidistas ¡el fin del mundo!

Llevo días sin poder dormir tratando de entender a Ricardo Monreal, pues esa decisión seguramente no fue nada fácil, y menos para una persona como él, de amplia trayectoria; ya sé que usted va a decir que no le cree nada, por eso mismo, en caso de que no le crea, puedo asegurar que tampoco debió ser nada grato expresarlo, menos para un animal político de su tamaño; aunque no niego que trato de imaginar qué puede estar pensando el gobernador panista de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, a quien se enfrentó cara a cara el ex jefe delegacional y a quien ofendió en plena campaña presidencial, incluso Ricardo Monreal, que es un experto kamikaze político, se jactó de decir que lo iba a desterrar de Tamaulipas, que él personalmente vigilaría al primer panista en gobernar estas tierras fronterizas, y que desde la Cuarta Transformación, se haría responsable de la política electorera para el proceso 2018-2019, en el que se disputan 43 municipios y 32 diputaciones locales.

De aquel Ricardo Monreal, nada queda, mientras Cabeza de Vaca, recientemente  negoció con el presidente López Obrador entre otras cosas, un mejor bienestar para Tamaulipas… que así sea.