viernes 24 de mayo de 2019 | 03:07
Columnas

La cena de Andrés Manuel y Luis Donaldo, ¿de qué hablaron?

@ruizjosejaime vie 22 mar 2019 14:37
El día de hoy, en su mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador coincidió con la óptica del asesinato que tiene Federico: se presume que fue un asesinato de Estado.
El día de hoy, en su mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador coincidió con la óptica del asesinato que tiene Federico: se presume que fue un asesinato de Estado.
Foto propiedad de: Internet

 

Con la intuición que lo caracteriza, Julio Astillero invitó a Federico Arreola a su espacio periodístico en Radio Centro para hablar de un tema menor, los yutuberos, y uno mayor: el asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta. El tema de YouTube lo agotaron pronto.

El día de hoy, en su mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador coincidió con la óptica del asesinato que tiene Federico: se presume que fue un asesinato de Estado.

Le dijo Federico a Julio:

“Mi hipótesis es que fue el Estado… Llegó al hospital de Tijuana, yo creo que ya estaba muerto Luis Donaldo cuando él llegó, el entonces procurador Valadés… llegó y lo primero que dijo, lo dijo ahí con absoluta irresponsabilidad, fue un asesino solitario, fue lo primero que dijo Diego Valadés. Pero, ¡si acabas de llegar!, no ha empezado la investigación.”

El corresponsal de Estrella TV en Los Ángeles introduce en la mañanera una carta de la familia de Mario Aburto: piden reabrir el caso Colosio, en un futuro los padres de Aburto desean regresar a México. Correcto, Andrés Manuel recibe el documento y asegura que leerá la carta y la turnará a la secretaria de Gobernación para ver qué procede desde el punto de vista legal.

 

Dijo Andrés Manuel en la mañanera:

“Se dice que cuando se trata de crímenes de Estado siempre hay complicaciones para conocer la verdad, pero hay que indagar, hay que insistir, que esto no quede impune en el caso que se tratara de un crimen de Estado.”

También reveló:

“Un día como ayer, un 21 de marzo, cenamos en casa de una amiga común, de la licenciada Clara Jusidman. Cenamos el 21 en la noche y él al día siguiente salió a la gira, estuvo creo  que en Sinaloa, en Baja California Sur y luego el 23 en Tijuana. Entonces, muy lamentable este asesinato”.

 

¿Y la gran pregunta?

¿Por qué nadie le preguntó a López Obrador en la mañanera de qué habló con Colosio? Ambos tenían sus propias crisis. Andrés Manuel se preparaba para ser candidato del PRD a la gubernatura de Tabasco. A ambos, de una u otra manera, les fueron arrebatados los puestos de elección popular. ¿Por qué nadie le preguntó a Andrés Manuel sobre lo tratado en la conversación?

En términos mediáticos en esta civilización del espectáculo, el único ganón es Netflix con “Historia de un crimen. Colosio”.