jueves 25 de abril de 2019 | 10:12
Columnas

El publicista ¿ligado al EMP? en el asesinato de Colosio que pregunta a AMLO por su tipo de sangre. Y Sanjuana y los youtuberos que agreden periodistas

@FedericoArreola mié 20 mar 2019 08:12
Un vendedor de publicidad, si donó sangre  para Colosio lo hizo por tener relaciones con el Estado Mayor Presidencial... si no lo hizo, miente al preguntar a López Obrador
Un vendedor de publicidad, si donó sangre para Colosio lo hizo por tener relaciones con el Estado Mayor Presidencial... si no lo hizo, miente al preguntar a López Obrador
Foto propiedad de: internet


Las raras preguntas

A Andrés Manuel López Obrador parece caerle muy bien el señor Carlos Pozos, representante de las revistas Líderes Mexicanos y Petróleo & Energía.

La química entre el presidente de México y el enviado de las mencionadas publicaciones, evidente en las conferencias de prensa de todos los días, no resuelve el problema planteado por Sanjuana Martínez en el portal Sin Embargo: hay gente que utiliza las mañaneras para cualquier propósito, excepto para practicar el periodismo.

El problema radica en que Carlos Pozos —que en Twitter presume haber ganado un premio de periodismo en 1996— no es actualmente reportero, sino gerente de ventas de Líderes Mexicanos y Petróleo & Energía.

En un artículo muy interesante la —ella sí, prestigiada— periodista Sanjuana Martínez cuestiona a Pozos por sus poco serias preguntas, como la de solicitar a AMLO información sobre su tipo de sangre.

Cuando hizo esa pregunta, el publicista Pozos dijo que él le había donado sangre a Luis Donaldo Colosio hace 25 años en el hospital de Tijuana en el que murió el sonorense.

Yo estuve ahí, cerca de Luis Donaldo. Así me tocó, en esa tragedia me ubicó la vida. En el hospital pasé varias horas al lado del médico, Guillermo Castorena, que atendió al candidato herido de muerte. Con Guillermo mantengo relaciones de amistad.

Pregunté al doctor Castorena si hace 25 años hubo donadores sangre para Donaldo.

Castorena me dijo que la tarde del atentado nadie donó sangre. Hubo seguramente donadores, pero participaron desde días o desde horas antes. Es decir, el Estado Mayor Presidencial, que cuidada a Colosio, ya había conseguido sangre más que suficiente para una emergencia.

Por protocolo, en aquella campaña el Estado Mayor Presidencial se aseguraba de que hubiera sangre del tipo de la de Donaldo en los hospitales cercanos a los mítines.

Si Carlos Pozos donó sangre tuvo que hacerlo, reitero, desde horas o días antes del atentado y, en caso de haber ocurrido, lo hizo a través del Estado Mayor Presidencial.

Esto es, el publicista Pozos si verdaderamente donó sangre pudo hacerlo por tener alguna clase de cercanía con el Estado Mayor Presidencial, institución que para muchos —me incluyo— participó en el atentado que le costó la vida a Luis Donaldo Colosio.

No es la única vez que el vendedor de publicidad de Líderes Mexicanos y Petróleo & Energía toma la palabra en las conferencias de prensa mañaneras para hablar de la posibilidad de un atentado contra AMLO.

Raras preguntas las que hace alguien que, si ha dicho la verdad, tuvo relaciones con el Estado Mayor Presidencial antes del asesinato de Colosio.., y que si ha dicho mentiras pues, de plano, carece de nivel como reportero, que por lo demás no es: él vende publicidad.

Sanjuana Martñinez y los youtubers

La periodista que publica en Sin Embargo escribió un interesante artículo sobre los problemas que generan en las mañaneras algunas personas a las que, de plano, ha mareado el tener seguidores en las redes sociales. Cito a Sanjuana Martinez:

√ “Los youtubers argumentan que sin ellos Andrés Manuel López Obrador no habría ganado las elecciones”.

√ “Ese argumento les vale para ahora exigir derechos bajo el razonamiento de ¡Benditas redes sociales!”.

√ “Sin control ni mucho menos filtro alguno, los youtubers entraron a Palacio Nacional y consiguieron su cometido: destacar a base de persistencia, cero vergüenza y mucho protagonismo”.

√ “A muchos de ellos no les interesa la información, quieren el escándalo, el entretenimiento y el espectáculo. Su objetivo no es informar, es ganar seguidores”.

√ “No nos equivoquemos. Los yotubers no son periodistas. La mayoría, insisto, no buscan la noticia, no quieren informar, pretenden hacer show”.

√ “Haberles permitido entrar a Palacio Nacional se está convirtiendo en un problema de seguridad, particularmente porque la cosa ya llegó a enfrentamientos violentos”.

√ “Hace unos días afuera de Palacio Nacional donde los supuestos seguidores de estos youtubers se manifestaron para agredir a los periodistas que cubren la fuente: ‘chayoteros, vendidos, mentirosos’, les gritaban e insultaban”.

 √ “Las periodistas han sufrido el acoso y el hostigamiento en redes sociales debido a sus preguntas. A cada pregunta incómoda y cuestionado dirigida al Presidente, hay una turba de youtubers y seguidores que responde con insultos en Twitter o Facebook”.

√ “Es inaceptable que a los periodistas se les persigue por hacer su trabajo. Las preguntas incomodas forman parte de su responsabilidad como informadores. Y eso no debe ser motivo de insulto ni mucho menos de persecución. ¡Basta!”,

√ “El actual formato de las mañaneras ha creado un monstruo: los narcisistas. Youtubers, pasquineros e incluso ‘periodistas’ que no escriben y que solo cuentan con una página en Facebook o un canal de Youtube a donde suben muy orgullosos sus preguntas dirigidas al Presidente”.

√ “Con el alto raiting que tienen las conferencias matutinas del Presidente, estos narcisistas han encontrado un enorme escaparate para exhibir sus talentos, sus rostros, sus ‘medios', sus egos”.

“El trabajo de los youtubers es importante, pero no es periodismo. Por favor, seamos serios”. 

√ “Los youtubers no deben constituirse como la guardia pretoriana del Presidente”.

√ “La situación ha escalado a niveles insospechados, tanto es así, que hay compañeras periodistas que ya no quieren cubrir las mañaneras. Y tienen razón. Primero está su seguridad y su tranquilidad”.

 √ “Urge una reorganización, un replanteamiento de las conferencias. Urgen filtros para delimitar quién puede y quién no puede entrar. Urgen lineamientos, protocolos, métodos de trabajo, urge protección y garantías para cumplir mejor su función de informar”.

√ “Las mañaneras no pueden seguir siendo el escenario perfecto para hacerse famoso, el plató de televisión para trascender, la ocasión para linchar periodistas por sus preguntas, la excusa para difamar a quienes critican al Presidente”.

√ “Todos los días se cuelan activistas, publicistas, administradores de cuentas de Youtube, Twitter o Facebook, estudiantes, blogueros, relaciones públicas, mercadólogos y ciudadanos varios”.

√ “Es de celebrarse que la vocería presidencial haya informado que a partir de abril se restringirá el acceso a las conferencias y que los que estén interesados deben acreditar su trayectoria periodística. ¡Zapatero a tus zapatos, por favor!”.