sábado 20 de julio de 2019 | 07:28
Columnas

Crónica política. De notarios… ¿y la propuesta de Olga Sánchez? ¿Lo sabrá Carlos Martínez?

@rosyramales mar 19 mar 2019 08:33
Olga Sánchez Cordero
Olga Sánchez Cordero
Foto propiedad de: Internet

 

Qué pasará en el Infonavit-Oaxaca, es de las delegaciones donde no opera plenamente la “ruleta” en los trámites notariales respecto a los fedatarios que actúan en la entidad.

¿Lo sabrá el director general del Instituto Nacional del Fondo de Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), Carlos Martínez Velázquez?; él asumió el cargo apenas a mediados de diciembre del año pasado.

Pero a estas alturas ya debe estar enterado de cómo viene funcionado la institución en las entidades federativas, y seguramente ya escuchó a los notarios.

En Oaxaca existe preocupación entre notarios por la falta de equidad en la tramitación de la documentación correspondiente a vivienda; la “ruleta” generaría trato igual.

La “ruleta” es una figura la cual evita que los tramites recaigan en un solo fedatario o un grupo pequeño de ellos, generando compromisos diversos.

Tal preocupación incluso ha sido planteada en algunas de las reuniones mensuales del Colegio Nacional del Notariado Mexicano.

Como director general del Infonavit, Carlos Martínez es el único que puede garantizar la equidad en la representación de la institución en Oaxaca. ¿La garantizará?

LA PROPUESTA DE OLGA… ¿YA LA OLVIDÓ?

Como ustedes saben, antes de asumir como Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero ejerció como Senadora de la República, cargo al que pidió licencia por tiempo indefinido para incorporarse al gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador.

 Y como senadora de Morena presentó una iniciativa de reformas a la Constitución Política para facultar al Congreso de la Unión a expedir una Ley General del Notariado que homologuen los principios y bases de la función notarial en las entidades federativas.

Ello con el “fin de garantizar la debida profesionalización del notariado y la seguridad de los usuarios del servicio”.

¡Bien! ¿Pero dónde quedó la propuesta de Olga? ¿Se fue al rincón del olvido? ¿Al archivo muerto? ¿O le dará seguimiento su suplente en el escaño, Jesusa Rodríguez Ramírez?

Es la cosa, cuando algún representante popular (quien sabe si los plurinominales lo sean en esencia pues más bien representan a su partido) se separa del cargo deja botadas las iniciativas y cree haber trabajado solo con el hecho de presentarlas en su momento.

Qué caro sale a los mexicanos un Congreso de la Unión tan obeso, con “representantes” que a nadie representan, y que en la primera oportunidad dejan la función por mejor cargo o por buscar otra candidatura. Hasta los de la Cuarta “T” hacen lo mismo

En fin, retomando el tema: La propuesta de Olga Sánchez busca la profesionalización de los fedatarios públicos mediante una selección rigurosa y transparente; seleccionados mediante un único examen público de oposición.

Pero ¿y la autorización de aspirante y el fiat serán otorgados por el gobernador de la entidad de que se trate o por el Presidente de la República? Es importante dejarlo claro, no sea que al rato derive en un centralismo notarial y monopolio de Morena.

La iniciativa de Olga Sánchez Cordero, quien por cierto también es notaria, contiene aspectos interesantes. Por ejemplo: Únicamente habrá notarios titulares, terminando con la regulación de diversos tipos como son los adscritos, interinos, provisionales, suplentes, supernumerarios y cualquier otro previsto en las leyes locales.

Perfecto, pues pululan las figuras de fedatarios y la función corre el riesgo de prostituirse. Vaya, debería incluirse en la pretendida Ley General que toda persona con fíat que obtenga un cargo público, partidista o de representación popular pierda la patente.

Como dice la vox populi “no se puede tragar pinole y andar en la procesión”. Por eso luego se generan intereses y se pervierte la función notarial.

Es una de las razones del tráfico de influencias, otorgamiento de fiats de manera discrecional y hasta inoperancia de la “ruleta” en materia de vivienda.

¿Cuántos negocios no habrán hecho los poderosos a amparo de notarios beneficiados con el fíat? En fin. A ver en qué termina la propuesta de Olga, si no es que ya fue arrumbada por la Comisión correspondiente en el archivo muerto del Senado.

LOS NOTARIOS EN LA RECONSTRUCCIÓN

Hace algunos días en la capital oaxaqueña se llevó a cabo la segunda sesión del Consejo Nacional del Notariado Mexicano, donde los fedatarios revisaron y analizaron propuestas de reformas en diversas materias y también cómo pueden contribuir a dar certeza jurídica en la zonas de reconstrucción afectadas por los sismos de septiembre de 2017.

Hubo dos anfitriones: El gobernador Alejandro Murat Hinojosa, por cierto también notario; y Guadalupe Díaz Carranza, Vicepresidenta de la Zona Sur del Colegio de Notarios.

Fueron dos días fructíferos, conducidos por el presidente del Consejo Nacional, Armando Javier Prado Delgado, electo apenas en noviembre pasado.

Y bueno, hubo el compromiso por parte de los fedatarios de contribuir en la medida de las posibilidades legales en dar certidumbre jurídica a los habitantes de las zonas afectadas por los sismos de septiembre del 2017.

Pues aunque parezca mentira, familias completas aún no pueden recuperar sus bienes, empezando por su casa.

Por lo que toca a parte de la zona sureña, en Díaz Carranza tienen un acompañamiento profesional y experto; ya fue presidenta del Colegio y es originaria de una entidad tan compleja donde la práctica hace al maestro.