miércoles 24 de abril de 2019 | 08:00
Columnas

Réplica a Federico: ¿Qué comparten Krauze y Gómez Leyva?

lun 18 mar 2019 17:14
Enrique Krauze
Enrique Krauze
Foto propiedad de: Internet

El historiador Krauze, bueno para analizar la historia, se ha equivocado y supongo se seguirá equivocando a pesar de sus aciertos. Pero no se equivoca como cualquiera de nosotros gente común, sino utilizando su posición de escritor y especialista en la Historia para emitir juicios analizando los hechos con parcialidad mental y bajo su propia psicología de crianza. Su fobia por AMLO, lo llevó a titular un libro “El mesías tropical”. Un error cometido por su libertad de expresión digno de análisis psicológico. Porque con claridad se aprecia la denostación directa al personaje nacido en el trópico que le inspira tal fobia, hoy presidente de la República. Krauze pensó que nunca llegaría a ser presidente, pero se equivocó. No se tiene que pasar más allá del título para comprender que el señor Krauze está ridiculizando el vocablo “Mesías”—AMLO profesa el cristianismo-- implicando que el líder tabasqueño así se siente o así se considera a sí mismo, un mesías, un salvador. Mentira absoluta. AMLO sabe que la tarea de regeneración nacional es titánica y colectiva, que la generación de empleo y producción para crecer es trabajo conjunto entre IP y gobierno ambos comprometidos en el avance social porque es progreso incluyente. Pienso es a Enrique Krauze a quien se le percibe racista, discriminador y parcial como académico historiador. El señor hizo lo que pudo en lo oscurito para cooperar con la causa de descarrilar la llegada a la presidencia de AMLO, pero fracasó. En este aspecto es un fracasado. Se miente primero a sí mismo el historiador y luego al resto, cuando impulsa una idea que es falsa—mesías tropical-- aunque él la perciba como cierta. Ataca a la persona a la que se refiere con esa frase descalificadora, metiendo en el mismo saco de su desprecio cualquier política provenida de su autoría, otra equivocación más. La justicia sería dar el beneficio de la duda. Pero la soberbia la trae con él Krauze--el león cree que todos son de su condición. Se ve que desconoce lo que es la humildad silenciosa portada en el interior. Tiene mucho que aprender el historiador. 

Creo la opinión de la mayoría de los mexicanos en lo que se refiere al periodista Ciro Gómez Leyva luego del 2006, es que ha sido jilguero de la derecha y muy bien pagado. La mayoría hemos presenciado cómo ha promovido la amlofobia en sus espacios informativos, el amarillismo, la noticia sesgada y el análisis o comentarios de terceros que avalen las premisas anteriores. Intentó echar sombra durante años a la trayectoria de AMLO con tergiversaciones e inexactitudes ante pantallas o micrófonos, pero tampoco logró dañar su imagen, por lo que igual es un fracasado en este aspecto. No amerita Ciro más renglones, lo encuentro tan decadente al periodista que hoy sufre porque nadie se acerca a su noticiero hasta que acaba el presidente con su informe diario al pueblo. ¿Qué comparten Ciro—o grupo Fórmula—y Krauze? Lo dicho: Su calidad de fracasados para descarrilar la presidencia de AMLO y el haber intentado abonar a esta causa paulatinamente utilizando para ello el verbo mediático, los textos, ensayos o lo que el régimen neoliberal pusiera a su alcance. Los expone aún más decadentes, el que continúen haciéndolo, sin aplicar la justicia del paso del tiempo con sus resultados favorables a la vista.