viernes 24 de mayo de 2019 | 01:10
Columnas

La Marina en aprietos

@dect1608 jue 14 mar 2019 06:39
La SEMAR, intenta continuar en el camino del respeto
La SEMAR, intenta continuar en el camino del respeto
Foto propiedad de: Internet

La Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR), finalmente aceptó la Recomendación 04/2019 emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), con motivo de las agresiones a una familia desde un helicóptero en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en marzo del año pasado. 

A esta institución que a la fecha es la más prestigiada de México, pero la más señalada en esta entidad fronteriza del país, no le quedó de otra que ratificar su compromiso de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos y tomar las medidas necesarias para “reparar” a las víctimas, y evitar que se repitan hechos similares que pongan en riesgo el derecho a la integridad personal y seguridad jurídica de la población, por lo que, para atender citada Recomendación emitida por el organismo “autónomo”, se consideran las siguientes acciones.  

1.- El 24 de abril de 2018, el Jefe de la Unidad de Promoción y Protección de los Derechos Humanos de la Secretaría de Marina, se presentó en el Hospital en el que se encontraba V5 y su representante legal para ofrecerle una disculpa privada por los hechos ocurridos. Se giraron las instrucciones correspondientes para que se coordinara y brindara la atención médica, psicoterapéutica y psicológica con enfoque diferencial a las víctimas directas e indirectas.

Con el fin de reparar el derecho a un proyecto de vida de las menores sobrevivientes del evento, y una menor más en observancia del interés superior de la infancia protegido por la Constitución Federal y la Convención sobre los Derechos del Niño, el 14 de febrero de 2019, se llevó a cabo la apertura de tres Fideicomisos cuyo objeto es sufragar gastos de educación hasta en tanto cumplan 23 años de edad, concluyan sus estudios superiores y/o puedan iniciar un negocio u oficio con el fin de garantizar el derecho a un proyecto de vida y a la educación. Asimismo, se lleva a cabo la reparación integral del daño en términos de la Ley General de Victimas y su inscripción al Registro Nacional de Victimas.

2.- Para efectos de los procedimientos de responsabilidad administrativa de los servidores públicos, se notificó al Órgano Interno de Control en la Secretaría de Marina sobre los hechos. Por lo que respecta a las indagatorias que lleva a cabo la Fiscalía General de la República, esta institución colabora ampliamente en el desahogo de los requerimientos de dicha autoridad.

3.- Se toman las acciones necesarias para instruir al personal de la institución para que la información publicada a través de comunicados a la opinión pública, relativos a su participación en operaciones de coadyuvancia con la seguridad y mantenimiento del orden público, sea objetiva, veraz y confiable.

4.- Se instruye al personal de la Secretaría de Marina para que empleen de manera permanente y sin excepción las cámaras fotográficas, de videograbación y de grabación de audio para documentar los hechos en que intervengan.

5.- Se complementa el contenido de las capacitaciones y cursos que se imparten al personal naval sobre la aplicación del Manual de Derechos Humanos para el Personal de la Armada de México y del Manual del Uso de la Fuerza de Aplicación Común a las Tres Fuerzas Armadas, con especial énfasis en la proximidad con la población civil.

6.- Se ha designado al Jefe de la Unidad de Promoción y Protección de los Derechos Humanos, para dar seguimiento al cumplimiento de la Recomendación emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Seis puntos que trastocan sin duda a la institución, pero al mismo tiempo es de destacar que la SEMAR, intenta continuar en el camino del respeto a y de los dictámenes que emitan las autoridades encargadas de velar por la protección y defensa de los derechos humanos, promoviendo la cooperación entre instituciones para el cumplimiento de las atribuciones de la CNDH, como lo es procurar la conciliación entre personas afectadas y las autoridades señaladas como responsables, así como la inmediata solución de un conflicto planteado, cuando la naturaleza del mismo así lo permita.

Nadie niega que lo acontecido hace ya casi un año, fue tremendamente lamentable.