viernes 22 de marzo de 2019 | 07:40
Columnas

¿Y si el acelere o las ganas de lucirse del subse Herrera echó a perder una posible rectificación del presidente de México?

@FedericoArreola mié 13 mar 2019 05:37
Esta parece ser la historia de un subsecretario que mete la pata por no resistir hablar ante prensa global
Esta parece ser la historia de un subsecretario que mete la pata por no resistir hablar ante prensa global
Foto propiedad de: internet


“El encontronazo entre Hacienda y Energía sobre Dos Bocas es un disparate monumental”. Rayuela, de La Jornada

La columna de Carlos Puig, en Milenio; la de Sergio Sarmiento, en Reforma; la de Mario Maldonado, en El Universal, la información principal de El Economista, dirigido por Luis Miguel González, y de La Jornada, que capitanea Carmen Lira, además de los artículos de Enrique Quintana, Darío Celis y Jonathan Ruiz, en El Financiero, entre muchos otros comentarios y muchas otras noticias que hoy pueden leerse en la prensa mexicana, hacen referencia a una declaración del subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, al Financial Times, de Londres: 

“No autorizaremos” —es decir, se retrasaría o hasta cancelaría— la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco para apoyar otros proyectos productivos de Pemex.

Los inversionistas tomaron con optimismo las palabras del subsecretario Herrera y la moneda de nuestro país, el peso, se apreció el día de ayer. 

Pero, como dice Puig en su columna de Milenio, el presidente López Obrador en su mañanera de ayer lunes seguramente no estaba enterado de lo que horas antes había dicho Herrera y, al ser cuestionado sobre la posibilidad de retrasar o cancelar la refinería, de plano lo negó. Más tarde, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, también desacreditó al funcionario de Hacienda.

¿Y si, como me han dicho personas enteradas, Andrés Manuel evaluaba con toda seriedad la posibilidad de posponer indefinidamente la construcción de la refinería? ¿Si simple y sencillamente el presidente de México esperaba el mejor momento para hacer el anuncio? ¿Si el subsecretario Herrera, por acelerado y por puras ganas de lucirse en Londres, dio la noticia antes de tiempo? ¿Si la incontinencia verbal de este funcionario echó a perder una rectificación del gobierno que, como todos sabemos, daría oxígeno a Pemex? ¿Si así ocurrió, habrá una sanción al señor Herrera por su fenomenal metida de pata? ¿No vale la pena poner orden en la administración pública federal para que no se permita a nadie salir a declarar cualquier cosa —verdadera o falsa— sin antes ponerse de acuerdo con el coordinador de Comunicación, Jesús Ramírez, que todo el día está al lado de AMLO?