miércoles 20 de marzo de 2019 | 10:24
Columnas

¿La 4T y el fomento a la inversión? ¡Por favor!

@maloguzmanvero mar 19 feb 2019 02:35
El gobierno de AMLO no debe “pegarle” a la actividad productiva y, por otro lado, pedirle apoyo. Para que pueda llevarse a cabo el compromiso social, el Estado debe permitirle al empresariado desarrollar con creces su filosofía de creación de utilidad
El gobierno de AMLO no debe “pegarle” a la actividad productiva y, por otro lado, pedirle apoyo. Para que pueda llevarse a cabo el compromiso social, el Estado debe permitirle al empresariado desarrollar con creces su filosofía de creación de utilidad
Foto propiedad de: internet

“Regla número 1: nunca pierdas dinero. Regla número 2: nunca olvides la regla número 1”. Warren Buffett
“Nunca gastes tu dinero antes de tenerlo”. Thomas Jefferson

¡Albricias!

Magnífica noticia: La presentación en Palacio Nacional del Consejo para el Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico.

Incertidumbre: Será encabezado por Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia, después de que en campaña empeñó su palabra —engañado o en conciencia— que sí se haría el NAICM y fallar en ello.

Integrado por las secretarías de: Agricultura, Comunicaciones, Economía, Energía, Hacienda, Medio Ambiente, Relaciones Internacionales, Trabajo y Turismo.

Pregunta: ¿A estas alturas, qué empresario confía en Romo?

Esquizofrenia: El objetivo que se plantea el Consejo dista mucho (es diametralmente opuesto) de las acciones realizadas a partir de 1 de diciembre por parte del ejecutivo federal.

Filosofía de en serio

Aunque no lo parezca, la creación de este consejo conlleva una discusión filosófica profunda.

1er nivel filosófico. Evidentemente hay muchísimo en la historia de la humanidad sobre cómo se pueden encontrar positivamente dos mundos: un empresariado con sentido social. Pero, en la práctica, no se puede hallar tal interlocución si el Estado dinamita la actividad central del empresariado.

2° nivel filosófico. Los empresarios buscan hacer dinero. Unos, creando fuentes de trabajo, siendo más competitivos, fomentando el valor agregado, etc. Otros, siendo “rentistas”, “free-riders” o usureros. Pero todos buscan generar utilidad.

• 3er nivel filosófico. El gobierno requiere que los empresarios lo apoyen en la creación de mejores oportunidades de crecimiento. Adicionalmente —no de forma sucedánea—, para desaparecer las profundas brechas de desigualdad, se requiere una estrategia de trabajo conjunto. En China, dicha cohesión ha logrado una economía pujante. Si bien, basada en la maquila, en la explotación de la mano de obra barata y con un alto grado de corrupción en las élites y de violación a los derechos humanos. En Alemania en cambio, el gobierno apoya a que las empresas paguen salarios elevados, y otorgan incentivos si presentan innovaciones o nuevas creaciones.

4° nivel filosófico. Convertir la cooperación empresarial-gubernamental en un círculo virtuoso. Cada parte haciendo lo que mejor sabe hacer y, en conjunto, creando un sistema con mayores oportunidades de crecimiento y con ello, premiando el mérito y el esfuerzo. Ello requiere de mucho cuidado y compromiso de ambas partes para no caer en abusos de parte del empresariado o de imposiciones ilógicas por parte del gobierno.

Filosóficamente y en la práctica hay un punto de encuentro, pero no se puede hacer de este subconjunto la totalidad del sentido de la actividad empresarial; eso no funciona.

Por lo mismo, el gobierno de AMLO no debe “pegarle” a la actividad productiva y, por otro lado, pedirle apoyo. Para que pueda llevarse a cabo el compromiso social, el Estado debe permitirle al empresariado desarrollar con creces su filosofía de creación de utilidad (lo cual no significa permitir usura, voracidad, canibalismo comercial, empleo deshumanizado, ilegalidad y un largo etc.)

 

Filosofía en la práctica

• Se requiere hoy más que nunca un empresariado con un alto grado de compromiso social. Pero se debe entender que esto es solo un elemento, no el todo de su actividad.

• Empresarios que, una vez devengada la utilidad, busquen la creación/mantenimiento de mejores oportunidades de trabajo para sus empleados.

• Quienes den parte de sus utilidades en obras de filantropía. Los que saben que sus ganancias extraordinarias deben ser invertidas en crear mejores oportunidades para la igualdad.

• No quemado. En efecto, esta unión entre empresariado y gobierno requiere de un salvoconducto/mensajero/puente que no esté “quemado” como Romo. Siendo prácticos, ¿usted como empresario pondría su dinero en la palara de Romo? La respuesta es no. Slim y otros grandes capitales negociarán ya a otro nivel, que es AMLO; y, mismo a ese nivel, ya es en otros términos y en un ambiente de desconfianza.

 

Contra reloj

Esperemos que este Consejo no sea simplemente un pretexto para comprar tiempo. Para hacernos creer un plan de desarrollo nacional que no exista. Para ser justos, ello no sería imputable solo al gobierno, sino a todos quienes participen en esa posible farsa.

El hecho es que sexenio tras sexenio el tiempo sigue corriendo y nunca se llega a nada. Ni a un gobierno más eficiente y compacto, ni a un empresariado más productivo y comprometido socialmente.

Para que esto funcione y no sea puro teatro (sainete/drama/novela/comedia), se necesita:

Por parte del gobierno.-

• Las estancias infantiles funcionando de manera correcta, para que las madres trabajadoras, puedan dejar a sus hijos en un lugar seguro y donde podrán aprender diferentes habilidades

• Organismos autónomos. Tener un respeto irrestricto a sus decisiones y trabajo. Lo cual incluye enviar candidatos con experiencia y conocimientos del área al Senado. Especialmente a: la Comisión Reguladora de Energía CRE, el Banco de México, el Instituto Federal de Telecomunicaciones IFT, Comisión Federal de Competencia Económica CFCE, el INEGI y las Universidades autónomas, por mencionar algunos.

• Licitar todas las compras y actividades que realiza el gobierno. Esto es, que todas las transacciones gubernamentales sean transparentes. (¿O lo que se quiere fomentar son empresarios leales al gobierno y a un gobierno entregado a ciertos empresarios?)

• Estado de derecho funcionando. ¿Algún culpable hasta el momento? Pues eso, los empresarios (como todo el mundo) funcionan a base de incentivos. Si se muestra que pueden violar la ley sin consecuencias, lo harán. Se requiere hacer cumplir la ley. (Lo mismo va para las estructuras gubernamentales.)

• Evitar que el Consejo falle. Trabajar y escuchar a los empresarios para que funcione. Sin dejarse amedrentar.

• Emplear a personas honestas con conocimientos.

Por parte de los empresarios.-

• No chantajear al gobierno con su permanencia en el Consejo para conseguir obra pública o ventas a la Federación.

• Evitar que el Consejo se convierta en una falacia; trabajar con el gobierno para que funcione.

• Cumplir con los contratos gubernamentales de forma honesta y exigir/dar transparencia en los mismos.

• La corrupción requiere dos elementos: quien pide el soborno y quien lo da. No darlo y señalar a quien lo pida.

• Si no requieren las ayudas clientelares de 3ª edad, jóvenes, personas con discapacidad, becas, NO pedirlas.

• Que respeten las decisiones de los órganos reguladores. Gracias a ellos, tenemos un mejor mercado en telecomunicaciones, aunque a los grandes operadores no necesariamente les guste.

Tic tac, tic tac, “el tiempo es dinero”…

Los empresarios saben el valor del dinero. Por ende, es necesario que tanto la IP como el gobierno actúen de forma realista y comprometida con México. El tiempo corre, las oportunidades, también.