miércoles 20 de marzo de 2019 | 10:24
Columnas

Las empresas consultoras supuestamente investigadas en la 4T

@maloguzmanvero lun 18 feb 2019 07:30
Si hay delitos electorales, estos deben castigarse. Pero antes deben probarse con evidencia contundente. El imperio de la ley no se fortalece con este tipo de filtraciones
Si hay delitos electorales, estos deben castigarse. Pero antes deben probarse con evidencia contundente. El imperio de la ley no se fortalece con este tipo de filtraciones
Foto propiedad de: internet


“Es la hora de los enigmas,/cuando la tarde del verano,/ de las nubes mandó un milano/ sobre las palomas benignas./ ¡Es la hora de los enigmas!…/ Es la hora del alma en pena:/ una bruja en la encrucijada,/ con la oración excomulgada/ le pide al muerto su cadena./ ¡Es la hora del alma en pena!". Ramón María del Valle Inclán

Dice Federico Arreola en su columna en la que cuestiona las críticas —correctas, en mi opinión— de Raymundo Riva Palacio a Pemex, que la palabra “bizarro” tiene un claro origen italiano.

Para demostrar su dicho, el director de SDP Noticias cita a un sitio chileno, Etimologias.dechile.net

“El origen del español bizarro lo ha estudiado Corominas en su Diccionario Crítico Etimológico Castellano e Hispánico en un artículo muy bien documentado con gran profusión de datos históricos y lingüísticos y que no deja lugar a dudas sobre su origen italiano: viene del término bizarro ‘iracundo’, ‘furioso’, ‘fogoso’, que a su vez deriva de bizza ‘ira instantánea’, ‘rabierta’, término este ya de origen incierto.”

A partir de ahí, Arreola aventura una hipótesis que no comparto: que a Andrés Manuel lo atacan —o están en el origen de los ataques— consultores enojados porque ya no hacen negocio con el gobierno. Aparentemente, para el columnista de SDP Noticias, son ellos los que llevan a los medios argumentos contra el presidente de México. Eso es falso, al menos en mi caso, y pienso que en el de la mayoría de analistas y columnistas que criticamos a AMLO y su 4T, y que algo tengan que ver con consultoras que tratan proyectos o cuestiones de política pública. La mayoría criticamos negativamente porque de plano no le vemos sentido a muchos de los proyectos y acciones de gobierno del presidente López Obrador.

Pero volvamos a la tesis de Arreola —falsa, pero planteada con un fondo de indudable interés periodístico que conviene desentrañar. Dice el columnista y director:

√ “Hay enojo con Andrés Manuel, sin duda, pero no porque se haya demostrado que esté haciendo mal las cosas. Habrá que esperar para juzgar si, por ejemplo, el nuevo Pemex da mejor resultados o no.”

√ “El enojo contra AMLO por los cambios en el sector energético —y por muchas cosas que están modificándose en la administración pública de nuestro país—, para decirlo con toda claridad no obedece a ningún tipo de racionalidad honesta, por así llamarla.”

√ “Creo que las rabietas contra el presidente de México las están promoviendo algunos expertos en campañas de imagen blancas o negras —lo que pida quien les contrate— que han perdido a su principal cliente: el gobierno federal.”

Después de expresado lo anterior, Arreola cita a Templo Mayor, de Reforma:

“Cuentan que las grandes agencias de consultoría en imagen y comunicación —esas mismas que se están imaginando— andan muy preocupadas, pues en el nuevo gobierno tienen las puertas cerradas. Al parecer hay funcionarios morenistas que les achacan haber orquestado las campañas negras de la oposición; y que tampoco les perdonan haber trabajado con figuras muuuy identificadas con el viejo régimen. ¿Será?”.

Empresas consultoras investigadas

¿Cuáles son esas agencias de consultoría en imagen y comunicación que están contra AMLO? Reforma no da nombres, pero sí lo hace Darío Celis en El Financiero. Es interesante lo que afirman este columnista que, por lo visto ya no escribe en Excélsior:

√ Habrá relevo en el Consejo Mexicano de Negocios (CMN). Deja la presidencia del organismo Alejandro Ramírez y en su lugar llega Antonio del Valle Perochena.

√ Ello, dice Celis, coincide con nuevos hallazgos de la Junta Local Electoral del INE en la CDMX, a cargo de Donaciano Muñoz, a partir de la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial SUP-REP-717/2018.

√ Es una investigación que ubica el origen de ciertas campañas negras contra AMLO en el mismísimo Consejo Mexicano de Negocios.

√ Este organismo “habría pagado más de 230 millones de pesos a Conaxis S.A. de C.V.

√ Esa empresa (de clubes deportivos) “recibiría transferencias pulverizadas para de ahí sacar recursos a efecto de hacer todo tipo de campañas contra” López Obrador.

√ La ruta del dinero lleva a dos lugares.

√ Mejía. Uno de los esos lugares es el negocio de la estratega en comunicación Martha Mejía.

√ Zimat y Claudio X. Martha Mejía “a través de dos de sus empresas que comparten domicilio en Las Lomas, Zimat Consultores en Comunicación y Central de Estrategias Políticas, han sido los asesores del CMN y en particular de Claudio X.”

√ El dinero del CMN usado contra AMLO también lleva al “productor Javier García Mata, quien se dijo creador de la serie ‘Populismo en América Latina’ y que atacaba a AMLO en spots y camiones.”

√ “Las autoridades electorales ya han venido cerrando el círculo de un gran número de empresas y personas, incluido testigos colaboradores, que han descrito la operación financiada desde el CMN.”

¡Qué no sea una cacería de brujas más!

Si hay delitos electorales, estos deben castigarse. Pero antes deben probarse con evidencia contundente. El imperio de la ley no se fortalece con este tipo de filtraciones que, por periodísticas que sean —y lo son evidentemente—, no tienen en realidad ningún valor procesal.

Ahora, bien, si las autoridades encargadas de la investigación no logran demostrar ninguna conducta ilícita, tendrían que dejar de mandar datos por aquí y por allá. El estado de Derecho exige ante todo seriedad y responsabilidad de quienes están en el gobierno. Faltaba más.