domingo 19 de mayo de 2019 | 08:46
Columnas

Tendencias y expectativas sobre las elecciones 2019 en Baja California

@rodolfomonroy68 sáb 16 feb 2019 22:11
En la encuesta de febrero, las menciones en favor de morena alcanzaron el 67.7%, mientras que el PAN quedó con 10% y el PRI con 6.7%.
En la encuesta de febrero, las menciones en favor de morena alcanzaron el 67.7%, mientras que el PAN quedó con 10% y el PRI con 6.7%.
Foto propiedad de: Internet

 

Alta dinamización política y social se observa en el estado de Baja California, como consecuencia de los procesos internos de selección de candidatos a Gobernador que experimentan las distintas opciones político-partidistas, cuya efervescencia se reproduce en el resto de las nominaciones distritales y municipales.

 

Desde finales de 2018, estudios de opinión exhiben altos niveles de competitividad por parte del Movimiento de Regeneración Nacional, cuyo capital político se cifra en la inercia del triunfo que obtuvo a nivel federal en 2018; la alta aceptación que mantiene Andrés Manuel López Obrador; y la limitada aprobación que guardan las administraciones estatales y municipales vigentes.

 

No obstante, debe mencionarse que la aplicación de esas mediciones no consideraban alianzas o coaliciones, y sólo algunas de ellas portaban nombres perfilados de quienes podrían representar a las distintas fuerzas locales.

 

Además de los rubros cuantitativos, medios de comunicación locales y nacionales replican la presunta ventaja morenista, argumentando el descontento que dejó el Gobierno Federal priista a su conclusión en 2018, y las fracturas que se generaron dentro de los partidos políticos tradicionales (PRI, PAN, PRD y locales) en Baja California, las cuales han sido ampliamente capitalizados por MORENA.

 

En ese contexto, y a pesar de las condiciones que parecen favorecer a los posibles postulantes del Movimiento de Regeneración Nacional, estudiosos en materia político electoral advierten que sus dirigencias nacional, estatal y municipales, deben ser cautas y vigilar el desarrollo de sus procesos internos, en la inteligencia de que una decisión no apegada a sus estatutos y reglas coyunturales, podrían generar enconos y posibles fracturas que limitarían el margen de maniobra de sus posibles abanderados, quienes perderían mucho tiempo y cederían espacios mayores en una “operación cicatriz” aparentemente innecesaria.

 

Esa pertinencia se advierte con franca nitidez en el municipio de Tijuana, que representa poco más del 50% (1,412,078) de la lista nominal de electores, cuyo total estatal es de 2 millones 773 mil 693 y en el que al parecer MORENA habría de ganar con ventaja significativa.

 

Quéhacer Político tuvo acceso a los resultados parciales que arrojan estudios de opinión aplicados estrictamente por MORENA en la ciudad fronteriza en la segunda quincena de enero, así como otra que se encuentra en proceso de realización, ambas en la ciudad de Tijuana, de las cuales podrían destacarse las siguientes expresiones:

 

1.  En la contienda por la gubernatura, la población encuestada no teme a una nueva “alternancia en el poder” (74%) y al parecer otorga el 51% de las preferencias a MORENA (51.7%), aunque se advierte que aún no hay definición de candidatos.

 

En la encuesta de febrero, las menciones en favor de morena alcanzaron el 67.7%, mientras que el PAN quedó con 10% y el PRI con 6.7%.

 

2.  En Tijuana las menciones a favor de MORENA sumaron en enero el 46.7%, mientras que el Partido Acción Nacional se ubicó muy por debajo con el 13.3%.  En contraparte, el estudio reflejó un descontento extraordinario hacia el Partido Revolucionario Institucional con el 53.8% de las expresiones.

 

En febrero, la competitividad de MORENA alcanzó el 70% de las menciones, mientras que el PAN tuvo una alteración mínima (9.57%) y el PRD incluso rebasó al PRI (6% y 5.28%, respectivamente).

 

3.  La ventaja de MORENA en enero se replicó cuando se cuestionó la posible “identificación partidista”, en la que se obtuvo el 29.9% de las menciones, mientras que el PAN logró el 11% y el PRI 4.7%.

 

Para Febrero la imagen de MORENA logró el reconocimiento del 53.58% de los encuestados, contrastando con el PRI y el PAN que tuvieron saldos negativos de -40.54% y -15.99%, respectivamente.

 

4.  Tras los numerales anteriores, cuando se propusieron nombres de los posibles aspirantes a la Presidencia Municipal de Tijuana, en el mes de enero Jaime Martínez Veloz tuvo la mayoría de las simpatías ciudadanas por MORENA, en tanto que Antonio Valladolid Rodríguez fue el más reconocido como posible abanderado del PAN; René Mendívil Acosta por el PRI y Julián Leyzaola Pérez por el PRD.

 

Las cifras enunciadas se refrendaron y consolidaron en favor de Jaime Martínez Veloz, quien estaría encabezando la alianza conformada por MORENA, PT, PVEM (69.3%), con expectativas muy superiores sobre Julián Leyzaola que logró el 11.51%.

 

Al margen de todos los referentes anteriores, se aprecia conveniente, realizar las siguientes consideraciones:

 

1.  Los estudios de opinión pueden calificarse como sesgados, más no falsos, no sólo por la distancia de la fecha de los comicios, sino porque los partidos políticos aún no definen candidatos.

 

Las variables anteriores se verán alteradas, una vez que se realicen las nominaciones partidistas, no sólo para gobernador o para la presidencia municipal de Tijuana, sino para el resto de las candidaturas.

 

Hasta el momento Jaime Martínez Veloz, se aprecia como el candidato idóneo de MORENA en la ciudad fronteriza.

 

2.  La ventaja de MORENA y el refrendo al descontento contra el PRI, no es reciente en Baja California, el PAN ha dominado históricamente los resultados electorales desde Ernesto Ruffo Appel. Estudios de opinión aplicados antes de los trascendidos por MORENA también coinciden en la tendencia.

 

3.  Habría que considerar en el futuro el abstencionismo, tanto puro (que no va a las urnas) como el activo (que va, pero cancela o desecha su voto), quienes seguramente jugarán un papel preponderante en el proceso en el corto plazo.

 

4.  Debe insistirse que las dirigencias nacionales de los partidos políticos, aun la del MORENA, deben evitar comprometer sus procesos internos de selección de candidatos, sobre todo si se considera que Baja California es una de las joyas preciadas que se disputarán en el presente año.

 

5.  Un factor adicional lo constituye la decisión local de empatar los periodos gubernamentales para que se renueven con el orden federal. Es evidente, que si las elecciones a Gobernador se empatan para el año 2021, cualquiera de los enunciados se volverá automáticamente candidato, sin importar si representa a un partido político, coalición, alianza o se va por independiente.

 

En dicho proceso también podrían contender sin reparo cualquiera de los actuales munícipes y diputados locales y federales y hasta los senadores, generando amplias expectativas de competencia electoral para ese año.